viernes, 1 de enero de 2010

Las características lingüísticas del medioambiente

La esquina del idioma
Piedad Villavicencio Bellolio

Pregunta: Quisiera que me explicara si la frase “el medio ambiente” es redundante o yo me encuentro en un error. Tengo entendido que ‘el medio’ es todo lo que nos rodea y ‘el ambiente’ también lo es. (Karla Vintimilla, Guayaquil)

Respuesta: En el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE), el adjetivo y sustantivo ‘medio’ tiene 37 acepciones, las que nos interesan significan: Conjunto de circunstancias culturales, económicas y sociales en que vive una persona o un grupo humano. // Conjunto de circunstancias o condiciones exteriores a un ser vivo que influyen en su desarrollo y en sus actividades. Y, el también adjetivo y sustantivo ‘ambiente’ se refiere a las condiciones o circunstancias físicas, sociales, económicas, etcétera, de un lugar, de una reunión, de una colectividad o de una época. Como usted muy bien comenta, prácticamente tienen significados equivalentes.

La expresión ‘medio ambiente’ consta en el DRAE con el mismo equipaje semántico de los términos medio y ambiente. Se utiliza con preferencia su escritura en dos palabras, pero la RAE aconseja el uso de la grafía simple (medioambiente), su plural es medioambientes y su adjetivo derivado es medioambiental.

La frase “medio ambiente” está registrada en el diccionario académico desde la edición de 1984, por lo tanto es de legítima aplicación, así como también se pueden usar indistintamente las formas medio y ambiente.

Comas de uso obligado (II):

Los incisos se delimitan entre dos comas. Inciso es la expresión que se introduce en una oración o frase para explicar algo relacionado con esta. Los incisos se escriben también entre rayas (–) o paréntesis [( )].

Pueden ser:

Aposiciones explicativas:

El inciso o aposición explicativa es la construcción en la que un sustantivo o un grupo nominal se escribe después de otro elemento de la misma clase para explicar y complementar su significado, y, por su condición de apósito, perfectamente puede eliminarse sin perjuicio del sustantivo ni del sintagma.

Ejemplo:

Carlos Andrade, psicólogo industrial, vendrá mañana a darnos una conferencia.
Si sacamos la expresión ‘psicólogo industrial’, la oración no pierde el sentido: Carlos Andrade vendrá mañana a darnos una conferencia. Pero es un error hacer incisos en este tipo de construcciones: *El psicólogo industrial, Carlos Andrade, vendrá mañana a darnos una conferencia. Al excluir a Carlos Andrade de la oración, esta queda sin sentido completo. Practiquemos: El psicólogo industrial vendrá mañana a darnos una conferencia. Reflexionemos: La oración quedó imprecisa, porque en Ecuador, seguramente, hay muchísimos psicólogos industriales y antes de asistir a la charla nos interesará conocer el nombre del experto en psicología que la dictará. Para que no nos quede ninguna duda, en esta oración, debemos estructurar el texto sin comas: El psicólogo industrial Carlos Andrade vendrá mañana a darnos una conferencia.

Adjetivos explicativos pospuestos al sustantivo u oraciones adjetivas explicativas:

Los estudiantes, enfermos, regresarán a sus hogares. (Se explica que todos los estudiantes están enfermos y, posiblemente, por eso regresarán a sus hogares).

Si el adjetivo o la oración adjetiva tienen función especificativa, no se escriben entre comas:

Los estudiantes enfermos regresarán a sus hogares. (Esta frase especifica que solamente los estudiantes que están enfermos podrán regresar a sus hogares).

(Continuará)

Texto tomado de: La esquina del idioma Diario eluniverso.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin