martes, 12 de enero de 2010

Buen día, buenos días y buenas tardes

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio

Pregunta: Tengo una duda sobre la forma en que las personas saludamos. En los noticieros locales he notado que algunos periodistas dicen “buen día” o “buenos días”. ¿Estas expresiones se pueden utilizar también en horas de la tarde? (Daniel Mero Cordero, Guayaquil).

Respuesta: “Buen día” y “buenos días” son fórmulas de saludo que se deben usar solamente en horas de la mañana (desde que amanece hasta el mediodía). La salutación que se emplea en la tarde (desde el mediodía hasta que anochece) es “buenas tardes”.

¿Las sílabas tónicas siempre llevan tilde?

Pregunta: ¿Las palabras que acentuamos al pronunciar deben acentuarse también al escribir? ¿En qué ocasiones se puede utilizar la expresión “de mis consideraciones”? (Vicky Salazar, Guayaquil).

Respuesta: En el idioma español todas las palabras tienen acento porque al pronunciarlas hay que elevar el tono de la voz en una de sus sílabas. Ese cambio de voz o fuerza, que cae sobre un núcleo fónico, se denomina acento prosódico; también se lo conoce como acento fónico, sonoro o tónico. Solo en determinadas ocasiones, y según las normas sugeridas por la Real Academia Española, se grafica en la escritura por medio de un rasgo acentual (´) que se llama tilde, acento gráfico, gramatical u ortográfico.

Ejemplo: Hotel y reloj son palabras agudas; la fuerza sonora recae en sus últimas sílabas, se escriben sin tilde porque no terminan en vocal o en las letras ‘n’ o ‘s’. Pero debemos emplear el acento ortográfico en anís y café.

La expresión “De mis consideraciones” es una fórmula de saludo que se usa en el vocativo o encabezamiento de las cartas y otros documentos, se escribe después de la fecha y de los datos del destinatario. Va seguida de dos puntos.

Ejemplo:

Guayaquil, Ecuador, 31 de julio del 2004

Señor
Armando López
Los Ángeles, California.

De mis consideraciones:

(Aquí viene el cuerpo de la carta...).

Comas de uso opcional

Se suele usar coma en las oraciones copulativas y disyuntivas, entre dos frases cortas para destacar la última propuesta, pero en algunos casos se la puede omitir:

Mañana por la noche, saldremos de compras, o iremos a la casa de Luis.

Mañana por la noche, saldremos de compras o iremos a la casa de Luis.

Se fueron a la playa Carlos y Rosa, sus hijos, y algunos chicos del barrio.

Se fueron a la playa Carlos y Rosa, sus hijos y algunos chicos del barrio.

Es recomendable aplicar la coma antes de los pronombres relativos que/quien:

El seminario lo dictará el colombiano Juan Cobos, quien vino al Ecuador ayer.

En síntesis, se puede obviar la coma en párrafos extensos que tienen otras comas intermedias, y, fundamentalmente, si esta omisión no altera el significado de la frase.

Pintura de:

Texto tomado de: La esquina del idioma Diario eluniverso.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin