jueves, 2 de abril de 2015

Semana Santa, Semana Mayor y Semana Grande van con mayúsculas

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio
Y ya que hoy empieza la Semana Grande o Semana Mayor, también conocida como Semana Santa, es importante que sepamos que estas expresiones se escriben con mayúscula inicial en sus dos componentes. Esto es así porque se refieren a un periodo litúrgico o religioso, y las normas ortográficas encasillan estos sustantivos como nombres de festividades.
Según el Diccionario de la lengua española (DLE), la Semana Grande, Semana Mayor o Semana Santa es la última semana de la Cuaresma, desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección.
También es sustancial que tengamos claro que la expresión Cuaresma y los nombres Domingo de Ramos y Domingo de Resurrección se escriben con mayúsculas iniciales, porque, asimismo, son denominaciones de festividades.
La palabra «cuaresma» proviene del latín quadragesima dies, que se refiere al día número cuarenta, pero en números ordinales; es decir, «día cuadragésimo».
Con el sustento del DLE, recordemos que, en algunas iglesias cristianas, la Cuaresma es el tiempo de culto de preparación de la Pascua de Resurrección, desde el Miércoles de Ceniza hasta el Jueves Santo, y que se caracteriza por ser un lapso de penitencia.
Ahora veamos el origen de la palabra «pascua». En el ámbito de la religión católica o de otras religiones cristianas, la Pascua es la fiesta en que se celebra la resurrección de Jesucristo, que en el cristianismo es el hijo de Dios.
Según el Diccionario etimológico de Joan Corominas, «pascua» se originó del latín pascha, que procede del hebreo pesach y se refiere a ‘paso o tránsito’. En castellano el vocablo se alteró por influjo del latín pascua, cuyo plural es pascuum, que significa ‘lugar de pastos o alimento de los animales’, confusión sugerida, indica Corominas, por la terminación de los ayunos en la Pascua. (F)
FUENTES:
Diccionario de la lengua española (2014) y Ortografía de la lengua española(2010), de la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española; Breve diccionario etimológico de la lengua castellana (1961), de Joan Corominas.
Dibujo de: Stephen Gardner, tomada del blog SKETCH OF THE DAY
 
 
Texto tomado de: La Esquina del Idioma 

sábado, 28 de marzo de 2015

¿Los huevos se encuban, se encoban o se incuban?

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio
La respuesta depende del sentido que queramos transmitir. Si tenemos, por ejemplo, unos huevos de gallina y tan solo necesitamos guardarlos en cualquier recipiente, que, aunque inusitado, muy bien podría ser una cuba, tendríamos que decir «hay que encubar los huevos».
Pero si nuestro deseo es tener una granja con una buena cría de pollitos, no vamos a guardar los huevos en una cuba, sino en una incubadora; por supuesto, si no tenemos la gallina para que se encargue de calentarlos, incubarlos, empollarlos o encobarlos.
Estas consideraciones funcionan así en el lenguaje hablado. En el lenguaje escrito debemos ser más cuidadosos, pues si por falta de atención o desconocimiento usamos la consonante uve (v) en lugar de la be (b), el mensaje que vamos a transmitir resultará un verdadero despropósito.
Así es, pues decir que «hay que encovar los huevos» denota que los pobres huevos de gallina van a ir a parar a una cueva o al fondo de un hueco. Es decir, encovar es encuevar: ‘meter en un hueco o en una cueva’.
Por lo tanto, a partir de las intenciones comunicativas que tengamos, los huevos en cuestión se pueden encubar, encobar, incubar y, aunque resulte insólito, también encovar.
Acefalia y acefalía están en el DLE
En el 2005, cuando se publicó el Diccionario panhispánico de dudas, los ecuatorianos nos sorprendimos al encontrar la palabra «acefalia» solamente con pronunciación grave [asefália, azefália], lo que indicaba que la escritura con hiato (acefalía), frecuente en el Ecuador, era incorrecta.
Pero qué bueno que en la actualidad coexistan las dos formas (acefalia y acefalía) en el Diccionario de la lengua española (DLE [antes denominado DRAE]).
«Acefalia» o «acefalía» es principalmente la carencia de cabeza (cualidad de acéfalo), pero se emplea también en sentido figurado para referirse a la falta de jefe o de autoridad en una entidad o sociedad. (F)
FUENTES:
Diccionario de la lengua española (2001), Diccionario de la lengua española(2014) y Diccionario panhispánico de dudas (2005), de la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española.
Dibujo de: Thomas Thorspecken, tomada del blog 
  Analog Artist Digital World
Texto tomado de: La Esquina del Idioma Diario eluniverso.com 
Guayaquil, Ecuador
Blog Widget by LinkWithin