lunes, 28 de julio de 2014

¿Por qué se dice ascendencia y no descendencia en contextos de raza?

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio
El uso de «ascendencia» o «descendencia» está supeditado al sentido que se quiera transmitir. Veamos cómo funciona esto a partir de la oración «Joven de ascendencia india ganó concurso de belleza». Aquí «ascendencia» se ha empleado con el significado de ‘origen o procedencia’; es decir, se indica que la persona de que se trata tiene ascendientes o antepasados de raza india.
La diferencia que hay entre los dos términos es que «ascendencia» se refiere a los familiares de los que procedemos, por ejemplo, bisabuelos, abuelos, padres; y «descendencia» se relaciona con la familia que surge de nosotros, por ejemplo, los hijos, los nietos.
Así, la frase «tiene ascendencia india» no equivale a que se tiene descendencia india sino a que se es descendiente de esa raza (es hija, nieta, bisnieta...).
«Mientras» puede ir con comas o sin comas, dependiendo de la función que desempeñe
Cuando la palabra «mientras» cumple el papel de conjunción se escribe sin comas, pues no se debe separar del verbo que introduce. Tiene que transmitir el sentido de simultaneidad entre dos acciones del periodo: Mientras usted lee esta nota, otras personas están haciendo deportes.
Con este mismo efecto de simultaneidad se emplea la locución conjuntiva «mientras que»: En el Ecuador tienen uso indistinto las grafías frejol, fréjol y poroto, mientras que en España son de uso general las palabras judía y alubia.
Cuando se usa como adverbio de tiempo y con el sentido equivalente a ‘mientras tanto’, se emplea sin la conjunción «que» y se aísla con una coma del resto del enunciado: Aún no se determinan las causas del desastre. Mientras, las altas temperaturas ocasionaron otros incendios forestales.
PARA RECORDAR: «Mientras» denota que dos acciones o circunstancias coinciden en el tiempo. Va sin coma cuando coordina dos momentos o hechos en la misma oración. Necesita una o dos comas cuando transmite la idea de temporalidad de manera independiente (no enlaza en la misma frase las dos acciones).
Extinto y extinguido
«Extinto» es adjetivo pero también se usa como sustantivo. Significa ‘muerto, occiso o fallecido’: Los familiares del extinto. «Extinguido» es el participio del verbo extinguir. Denota que algo cesó o terminó: El fuego del bosque fue extinguido.
FUENTES:
Diccionario de la lengua española (2001) y Diccionario panhispánico de dudas(2005), de la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española. La esquina del idioma (2011), de Piedad Villavicencio Bellolio.
Pintura de: Irit Bourla, tomada del blog Paintings By Irit Bourla
 
Texto tomado de: La Esquina del Idioma Diario eluniverso.com 

viernes, 25 de julio de 2014

¿Y cómo es? ¡Que viva o qué viva!

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio
Siempre hay que ver con atención el contexto para marcar u obviar esa tilde.
Si la frase transmite mandato o ruego, es una construcción desiderativa y en estos casos «que» va sin tilde aunque esté entre signos de admiración: ¡Que viva la santa! ¡Que bailen hasta el amanecer!
En los ejemplos que anteceden, cáptese que se transmite un anhelo o deseo: «[Quiero o queremos] que viva, que bailen...», y esa es la pista para no emplear el acento gráfico.
Se usa con tilde cuando «que» precede a sustantivos y adjetivos para encarecer o intensificar el sentido de los nombres a los que acompaña: ¡Qué día tan hermoso! ¡Qué lúcido!
PARA RECORDAR: Escribir y pronunciar con énfasis «¡qué viva la santa!» equivale a ‘qué vivaz, audaz, astuta o ingeniosa que es la santa’. Si esta no es la intención comunicativa, hay que evitar esa virgulilla.
¿Está bien decir «iPad e iPhone»?
La «e» y la «y» suelen intercambiarse cuando funcionan como conjunción copulativa.
Este cambio no es por razones gráficas (de escritura), sino por la pronunciación. Es decir, lo que determina la modificación es el sonido que sigue a la conjunción «y»: reyes e imperios. No se debe escribir «...y imperios» porque la pronunciación resulta cacofónica, pues se encuentran dos sonidos iguales: /...i imperios/.
Esta norma se aplica también cuando la conjunción copulativa «y» precede a una palabra extranjera: Lan e Easyjet. No se debe escribir «Lan y Easyjet» pues este último término se pronuncia con /i/ inicial.
En el caso de esta consulta, la escritura correcta es «iPad y iPhone». Esto es así porque la palabra que le sigue a la conjunción empieza con el sonido /ai/. Por lo tanto no tiene sustento el cambio de la conjunción (iPad e iPhone).
No es «al punto que» sino «a tal punto que»
La locución es «a tal punto que» y se emplea para referirse a las consecuencias que se han originado de una determinada situación: La temperatura bajó mucho al amanecer, a tal punto que los ríos se congelaron.
En sí, esta locución se usa para destacar el resultado de una acción.
¿Adecua o adecúa?, ¿licua o licúa?
Las dos formas son posibles en la actualidad. Adecuar licuar se conjugan como averiguar o como actuaryo adecuo, yo licuo; tú adecuas, tú licuas; yo adecúo, yo licúo, tú adecúas, tú licúas...

FUENTES:
Diccionario de la lengua española (2001), Diccionario panhispánico de dudas(2005) y Ortografía de la lengua española (2010), de la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española.
Pintura de: Irit Bourla, tomada del blog Paintings By Irit Bourla
 
Texto tomado de: La Esquina del Idioma Diario eluniverso.com 
Blog Widget by LinkWithin