viernes, 29 de enero de 2010

Aráuz y sus niñas musas

El pintor guayaquileño Félix Aráuz Basantes
Nueva muestra del pintor, Félix Aráuz Basantes

Las pitusas, las flores, los árboles y la naturaleza en general vuelven a ser los protagonistas de la última exposición del conocido Artista de las caritas. Las obras se podrán admirar hasta el 25 de este mes.
Con la sencillez y humildad que siempre han caracterizado su personalidad, Félix Aráuz Basamtes, reconocido pintor guayaquileño de 74 años, expresa que sus obras siempre reflejarán imágenes de paisajes, árboles, pequeños animales y rostros de niñas de ojos grandes con decenas de flores en la cabeza.

Explica que no cambiará de personajes porque este es el recuerdo de su época de maestro de dibujo en varias escuelas fiscales, que duró cerca de 30 años, en donde conoció a cientos de pequeñas estudiantes que sirvieron de musas inspiradoras en sus diferentes muestras pictóricas.

La imagen de aquellas pupilas transmitía inocencia, ternura y paz, que es lo que trata de expresar en sus cuadros de lienzo trabajados con acrílico, comenta.
Una nueva muestra de estas obras, titulada Recuerdos, se ofrece desde hoy hasta el próximo 25 de este mes en las instalaciones del Art Inc. Gallery, en el C.C. La Torre, en la vía a Samborondón.

El denominado Artista de las caritas, por sus pinturas de rostros de niñas, sostiene que esta última exposición se la debe también a una nieta que estudia diseño gráfico y que es posible que siga los pasos de su abuelo. “Su infancia me inspiró a seguir pintando mis rostros con flores”, dice.

Mientras recorre la galería, comenta que no fue fácil iniciar su carrera de artista debido al poco respaldo que recibía de sus padres, quienes siempre se mostraron negativos con su vocación de pintor. Ambos fallecieron cuando Aráuz tenía 17 años de edad.
Tres años después consiguió estudiar pintura en la escuela municipal de Bellas Artes, con la ayuda de un hermano. “Allí aprendí mucho, tuve un grupo de maestros como Alfredo Palacio, César Andrade Faini y otros, que me enseñaron cosas valiosas”, relata.

Indica que es necesario partir de un punto de conocimiento para empezar una carrera profesional en cualquier oficio, pero que también es primordial hacer algo diferente, buscar su propio estilo.

“Cuando estaba en la escuela de Bellas Artes me gustaba el expresionismo de los pintores franceses, pero también opté por crear mi propio estilo hasta convertirme en el pintor de las caritas”, enfatiza el artista.

Mientras Aráuz ofrece datos de su exposición en la entrevista, su esposa, Nila Villafuerte, lo interrumpe e insiste: “Es bueno que se reconozca el talento de Félix. Él es un pintor que expresa mucho en sus cuadros y eso no lo hace cualquier artista”.
Desde hace cinco años, tiempo en que se jubiló como profesor, Aráuz refiere que le dedica más horas a la pintura, a sus caras de niñas con flores y pájaros a su alrededor.

El artista ha montado exposiciones de sus pinturas en Quito, Cuenca y otros puntos del país. Además, en galerías de los Estados Unidos, en las ciudades de Miami y Nueva York. Y también en Europa.


INFLUENCIA
El artista guayaquileño indica que su mayor influencia ha sido el pintor y grabador francés Georges Henri Rouault, que incursionó en el fauvismo y expresionismo. Este maestro del arte nació en 1871 y falleció en 1958.

Texto tomado de: Diario eluniverso.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin