martes, 7 de julio de 2009

Pacto ecológico

Yolanda de Rojal / rojal@eluniverso.com

GINEBRA

El acuerdo emanado de la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible para reducir la acelerada pérdida de la diversidad biológica va camino al fracaso si no se toman medidas urgentes dado que esta sigue disminuyendo de forma alarmante. Sin duda, todo está ligado al incremento del cambio climático causado por la deforestación, por los cambios en el hábitat y la degradación de las tierras, sin dejar de lado la propagación de especies invasoras, consecuencia negativa de la globalización. Sesenta millones de dólares anuales destina el gobierno de Sudáfrica para erradicar plantas no autóctonas que invaden valiosas tierras de cultivo, sistemas fluviales y zonas turísticas como el Reino floral del Cabo. Son numerosos los ejemplos de especies invasoras que afectan la diversidad biológica autóctona, la agricultura, la silvicultura, la pesca y la salud humana, amenazas en vías de agravarse debido a más factores que influyen en la pérdida de la biodiversidad, en particular el cambio climático y sus repercusiones sobre la reducción de la pobreza, del desarrollo sostenible y de los Objetivos del Milenio. De hecho, abordar todas las causas de la pérdida de la diversidad biológica es una tarea urgente. El Secretario General de Naciones Unidas instó a todos los gobiernos, organizaciones y personas a renovar esfuerzos para proteger la vida en la Tierra.

En  2010 se celebra el Año Internacional de la Diversidad Biológica. Entre los eventos destacados se prevé una serie de sesiones de alto nivel en la Asamblea de las Naciones Unidas y en la décima reunión de la Conferencia de las Partes en el Convenio sobre la Diversidad Biológica, a celebrarse en Nagoya, Japón. Estos actos ayudarán a elaborar estrategias para conservar los ecosistemas del planeta.  Es como un pacto ecológico.

Si ya en la actualidad la comunidad internacional se encuentra en una lucha sin fin para asistir a 40 millones de refugiados desplazados internamente a causa de conflictos bélicos y persecuciones ¿que hará en un futuro muy próximo para afrontar el incremento de millones de migrantes provocado por los efectos del cambio climático, tales como el aumento del nivel del mar? En una reciente conferencia de prensa en la ONU, el Dr. José Romero, cabeza de la División de Asuntos Internacionales de la Oficina Federal para el Medio Ambiente, al respecto respondió a esta corresponsal que el tema migraciones se trata de un asunto político. Pero, por otro lado, ese paraíso llamado islas Maldivas ha empezado a hundirse con el cambio climático. Si las predicciones de la ONU se realizan, a finales del siglo las Maldivas serán completamente tragadas por el mar. No es un secreto que su nuevo Presidente está creando un fondo con los ingresos del turismo para comprar tierras más firmes a fin de mudar el país de lugar y su mirada se dirige hacia Australia y la India para esta negociación, pero las Maldivas no son las únicas islas en el mundo que encaran este peligro en la actualidad. Hay otras que al estar llegando al punto de no retorno, luchan ante la ONU para no quedarse sin tierra y si el mundo continúa ignorando las consecuencias del cambio climático.

Texto tomado de: http://www.eluniverso.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin