miércoles, 27 de octubre de 2010

Noche sampedrina



La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio

Consulta: 
En Pedro Moncayo, cantón de la provincia de Pichincha, se celebra una tradicional forma de bailar con guitarras, aruchicos, diablohumas, chinucas y entonando coplas. Esta programación se denomina fiestas de San Pedro en alusión a un santo católico. Para referirse a la “Noche San Pedrina”, ¿debe escribirse “Sanpedrina”, “Sampedrina”, “San Pedrina” o “San Pedrino? (Rodrigo Pinango Castillo).

Respuesta: La frase “Noche de San Pedro” tiene palabras simples, pero al fusionar San + Pedro se forma una voz compuesta a la que se debe aplicar las normas ortográficas vigentes:

Primero hay que considerar que el vocablo “noche” (femenino) marca la concordancia de género en el término al que alude; segundo, al unir “San” con “Pedro”, la letra “n” debe cambiarse por “m” (antes de p y b se escribe m). Con estas recomendaciones podemos construir la palabra compuesta: noche de San + Pedro = noche sampedrina (el sufijo -ina denota pertenencia, por eso se omite la preposición “de”).

Del nombre del santo se originó el topónimo (con igual grafía) y algunas formas de gentilicios; así, los habitantes de una localidad de la Argentina (San Pedro) y una ciudad de Chile (San Pedro de Atacama) se denominan sampedrinos; los oriundos de un departamento del Paraguay, sampedranos; y, los originarios de San Pedro Garza García (Nuevo León, México), sampetrinos.

¿Que mí o que yo?
Consulta: ¿Es correcto decir “esa chica es más alta que mí”?, ¿“tú eres mayor que mí”?, ¿“tú eres mejor alumna que mí”? ¿“Mí”, no es pronombre personal? (Rossana Maldonado de Anda, Guayaquil).

Respuesta: Sí, “mí” es pronombre personal, pero también se lo conoce como pronombre complemento, porque se usa precedido de preposición para las funciones de complemento; es decir, se aplica como término de preposición: Eso es para mí.  ¿Te diriges a mí? En mí siempre encontrarás apoyo. Se dice de mí.

En los tres ejemplos nótese que antes del pronombre “mí” hay una preposición: para, a, en, de.

Las frases de su inquietud se deben pronunciar o escribir así: “esa chica es más alta que yo”, “tú eres mayor que yo”, “tú eres mejor alumna que yo”.

¿“La mayoría” es una frase excluyente?
Consulta: ¿Me excluyo si digo “la mayoría de los hombres son agresivos”? (Xavier Merino).

Respuesta: “La mayoría de los hombres son agresivos” es un juicio excluyente, aunque incluye a la mayor parte de un conjunto de personas, en este caso del sexo masculino.

En esa oración no solo que se excluye usted, sino también a un grupo minoritario de hombres.

Pero si en vez de “la mayoría...” dice “todos...”, en el conjunto entran todos los hombres del planeta, incluido usted. También se incluye usted si cambia “son” por “somos” (la mayoría de los hombres somos agresivos); pero, al mismo tiempo, se descarta a un grupo minoritario de individuos.

Fuentes: Diccionario de la lengua española, de la Real Academia Española (RAE); Diccionario panhispánico de dudas, de la RAE y la asoc. de Academias Americanas de la Lengua; Dicc. esencial de la lengua española, de la RAE; Diccionario del Uso Correcto del Español en el Ecuador, de Susana Cordero de Espinosa; Filosofía del lenguaje I (Semántica), edición de Juan José Acero; Wikipedia, la enciclopedia libre.

Pintura de: Karin Jurick, tomada del blog A Painting Today 
Texto tomado de: La Esquina del Idioma Diario eluniverso.com 

Guayaquil, Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin