sábado, 3 de mayo de 2014

Intercesión, intersección e intercepción tienen morfología similar pero sentidos diferentes

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio
Hay que tener mucho cuidado con el uso de los parónimos pues tienen una relación de semejanza en la escritura y en la pronunciación, suelen compartir raíces y terminaciones, pero sus sentidos son disímiles.

En este caso entran las palabras «intercesión», «intersección» e «intercepción», cuyos significados vamos a desarrollar a continuación.

«Intercesión» se refiere a la acción y efecto de interceder (mediar, abogar por otra persona): Salió en libertad por la intercesión de sus abogados. Los docentes intercedieron ante el rector por la reincorporación de los estudiantes revoltosos. «Intersección», por el contrario, se relaciona con encuentro, confluencia, corte o unión: El accidente ocurrió en la intersección de Gómez Rendón y Los Ríos.

El sustantivo «intersección» tiene nexo semántico y morfológico con el pronominal «intersecarse», que está en el DRAE con la acepción de ‘dos líneas o dos superficies que se cortan o se cruzan entre sí’: La vía principal de la aldea se interseca con la línea férrea.

«Intercesión» e «intersección» tampoco deben confundirse con «intercepción» o «interceptación», pues estos últimos denotan la acción de interceptar, que implica interrumpir, detener o quitar algo antes de que siga a su punto de llegada: La interceptación o intercepción de llamadas telefónicas está causando pánico en la población. Los delincuentes interceptaron el vehículo a la altura del edificio municipal. Por la interceptación o intercepción de gaviones se logró detener el aguaje en las riberas del Amazonas.

Origen y significado de la palabra comensal
Aunque a simple vista se puede interpretar que «comensal» está constituida por los elementos comen + sal (personas que comen sal), los diccionarios que constan en el Nuevo Tesoro Lexicográfico de la Lengua Española indican que se registró en 1837 con el sentido de ‘compañero en la mesa’.

Después, en las ediciones de 1884 y 1889, se incluyeron los sentidos de ‘persona que vive a la mesa y expensas de otra, en cuya casa habita como familiar o dependiente’ y ‘cada una de las personas que comen en una misma mesa’, que son los significados que están vigentes en el DRAE del 2001.

En realidad, la palabra «comensal» está compuesta por los elementos latinos cum (con), que denota ‘reunión, cooperación o agregación’; y por mensa, que significa ‘mesa’. Por lo tanto, co + mensal es ‘persona que comparte la mesa’, ‘compañero de mesa’.

En el campo de la biología, «comensal» es un ser que vive a expensas de otro, pero sin ocasionarle daños.

En el DRAE también consta la variante «conmensal», pero tiene la marca de poco usada.


FUENTES: DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA, DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS, NUEVO TESORO LEXICOGRÁFICO DE LA LENGUA ESPAÑOLA Y NUEVO DICCIONARIO HISTÓRICO DEL ESPAÑOL, DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA.
Pintura de: Karin Jurick, tomada del blog A Painting Today
Texto tomado de: La Esquina del Idioma Diario eluniverso.com
Guayaquil, Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin