miércoles, 14 de agosto de 2013

¿Mucho hambre o mucha hambre?

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio
«Hambre» se usa con las acepciones de 'deseos de comer', 'escasez de víveres, que causa incremento de precios y pobreza' o 'necesidad imperiosa de hacer algo'. Es sinónimo de 'apetito', 'deseo', 'gana'.

Es sustantivo femenino, pero como empieza con /a/ tónica debe usarse con el artículo en masculino si entre estos elementos no media otro vocablo: «el hambre», no «la hambre». Percíbase la cacofonía que se produce por el encuentro de las dos vocales: [laambre].

Cuando le anteceden adjetivos, estos deben concordar en género. Así, no es apropiado decir «mucho hambre» sino «mucha hambre».

Hoy son normales las construcciones con el artículo indefinido «una» o con su forma apocopada «un»: «una hambre» y «un hambre». Aunque la primera construcción no se considera incorrecta, se recomienda el uso de la segunda.

El mismo tratamiento se aplica con los indefinidos alguno y ninguno: «alguna hambre», «algún hambre»; «ninguna hambre», «ningún hambre». Los demás adjetivos determinativos deben ir en femenino: «esa hambre», «aquella hambre».

MUCHO Y MUCHA
Este adjetivo denota abundancia. Se emplea como cuantificador delante de sustantivos y debe concertar con estos en género y número: «mucho apetito», «muchas tristezas».

No es adecuado usar la forma en masculino (mucho) con sustantivos que empiezan con /a/ tónica o acentuada. Esto sustenta las explicaciones que preceden.

¿Primero de mayo o uno de mayo?
Para escribir el primer día del mes es factible el uso de ordinales o cardinales. Por lo tanto, son válidas las construcciones «uno de mayo», «1 de mayo», «primero de mayo» y «1.° de mayo».

Según la Ortografía de la lengua española (2010), las formas con números ordinales tienen más acogida en América; pero en España se prefiere la que tiene número cardinal.

En lo que se refiere a la lectura, si se escribe, por ejemplo, «1 de mayo» o «uno de mayo», hay que leer el número como cardinal, así: [uno de mayo].

Si se elige la escritura con números ordinales, la lectura obliga a decir [primero de mayo].

No se aconseja que se combinen los dos modelos en la escritura y lectura: «primero de mayo» (escritura) y [uno de mayo] (lectura), pues la escritura debe estar asociada con la pronunciación o lectura.

Suele recomendarse el uso de las formas con números cardinales: «1 de mayo» o «uno de mayo», porque suena ilógico escribir o decir «primero de mayo», ya que se tendría que usar el mismo modelo de escritura para los demás días del mes. Así, habría que escribir y leer «segundo de mayo», «tercero de mayo», «cuarto de mayo», etcétera. Pero esto es tan solo una reflexión, que de ninguna manera descalifica la norma mencionada.
FUENTES: DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA (2001), DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS (2005) Y ORTOGRAFÍA DE LA LENGUA ESPAÑOLA (2010), DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA Y LA ASOCIACIÓN DE ACADEMIAS DE LA LENGUA ESPAÑOLA.
Pintura de: Vern Schwarz, tomada del blog Vern Schwarz Art 
Texto tomado de: La Esquina del Idioma Diario eluniverso.com
Guayaquil, Ecuador

1 comentario:

  1. La nueva aplicación Números TIP muestra el texto, en español, de los números cardinales, ordinales, fraccionarios y multiplicativos. También convierte de romano a decimal y viceversa. Admite varios formatos numéricos. Tiene ejemplos y notas aclaratorias.
    http://tip.dis.ulpgc.es/numeros-texto/
    Un cordial saludo.
    Text & Information Processing

    ResponderEliminar

Blog Widget by LinkWithin