viernes, 23 de agosto de 2013

¿Coincidieron en... o coincidieron con...?

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio
Las dos construcciones son válidas y se pueden emplear según el contexto. Veamos cómo funciona esto.

Cuando dos o más situaciones suceden al mismo tiempo o cuando una cosa se ajusta con otra se emplea «coincidir con»: Tu visita al Ecuador coincide con las fiestas de Guayaquil. El botón coincide con el ojal que hiciste. El argumento de la defensa coincide con las pruebas

Se puede usar «coincidir con» o «coincidir en» para indicar que se está de acuerdo con los pareceres o actitudes de otra persona: Siempre coincido con tus críticas, con tus gustos y con tus silencios.

«Coincidir en», asimismo, va en frases que indican que dos o más personas se encuentran de manera casual: Sin proponérnoslo, ayer coincidimos en el concierto de la música del recuerdo.

Dependiendo de las intenciones comunicativas, es posible también el uso de «coincidir en» y «coincidir con» en frases que transmitan contrariedad o negación. De ahí que se puede decir, por ejemplo, «no coincido con tus críticas» o «el botón es muy grande, no coincide en el ojal que hiciste».

¿COINCIDIR EN QUE O CON QUE?
Ambas fórmulas son factibles y, además, las secuencias en/con + que son obligadas en las oraciones subordinadas sustantivas, pues si se omiten las preposiciones (en y con) las frases quedan con el problema denominado queísmo.

Se usan con los significados que se explicaron en los párrafos que anteceden. Ejemplo: Los periodistas coincidieron en que los políticos no toleran las críticas. En este caso es preferible el uso de en + que.

«Te iré a ver» equivale a «te iré a recoger»
«Ir a ver» en sentido estricto significa 'ir a observar o mirar a alguien o algo'; pero en el Ecuador se usa para denotar que se irá a recoger a alguien. Se emplea en expresiones como «espérame que yo iré a verte» o «yo te paso viendo». Y así como estas frases, hay otras que se usan en este país con una estructura especial o un significado diferente al original. Por ejemplo, suele decirse «se fue a volver» para manifestar que la persona de que se trata se fue pero volverá pronto; con «no te puedo ver» no se indica que el emisor del mensaje está ciego, sino que el interlocutor le resulta antipático; «pegarse un brinco hasta un lugar» no denota que alguien va a saltar, p. ej., desde su casa para caer en otro sitio, sino que se pasará por ese lugar.

Estos usos no son comunes a todo el grupo de hispanohablantes, pero no deben censurarse pues son normales en determinado país o región.

Concienciar y concientizar
Estos infinitivos se usan para denotar que una persona hace conciencia sobre algún asunto. No se recomiendan concienzar y conciencizar, que eventualmente se emplean en los medios de difusión. Concienciación y concientización son los sustantivos correspondientes.

FUENTES: DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA Y NUEVA GRAMÁTICA DE LA LENGUA ESPAÑOLA, DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA Y LA ASOCIACIÓN DE ACADEMIAS DE LA LENGUA ESPAÑOLA; DICCIONARIO CLAVE.
Pintura de: Vern Schwarz, tomada del blog Vern Schwarz Art 
Texto tomado de: La Esquina del Idioma Diario eluniverso.com
Guayaquil, Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin