martes, 23 de noviembre de 2010

OMBUDSMAN

Gazapos y tropezones

Manuel Corrales Pascual

De la Academia de la Lengua

Me preguntan qué significa esta extraña palabra. Me preguntan también si ha sido aceptada por la Academia en su Diccionario.

Pues, sí es rara la palabreja: es un "extranjerismo", es decir, una "voz, frase o giro que un idioma toma de otro extranjero". En este caso, nuestra lengua -y otras- lo ha tomado del idioma sueco: la palabra ombudsman es sueca.

En cuanto a la segunda cuestión, la respuesta es (por ahora) negativa: El Diccionario de la Academia no la registra en su última edición (la 22.ª, de 2001).

En cambio, ya en 1989 la registraba D. Manuel Seco en la 9.ª edición de su famoso Diccionario de dudas y dificultades. Pero curiosamente no nos da ninguna información semántica ni gramatical sobre ella, simplemente nos remite a la palabra DEFENSOR.

Y, efectivamente, al tratar esta palabra dice: "Defensor del pueblo; es el alto funcionario designado para la defensa de los derechos fundamentales del ciudadano. Este nombre, utilizado en la Constitución española de 1978, es el que conviene para ocupar en nuestro idioma en lugar del sueco ombudsman, que ha aparecido con alguna frecuencia en los periódicos".

El Diccionario panhispánico de dudas (DPD) amplía esta información. En primer lugar, nos explica: "Voz sueca que significa «alto funcionario público encargado de proteger los derechos de los ciudadanos ante los poderes públicos»", en lo cual coincide sustancialmente con D. M. Seco.

Seguidamente, añade: "Debe sustituirse en español por las denominaciones propias de cada país" (también en esto coinciden las dos grandes autoridades lexicográficas que venimos citando).
Y menciona esas diversas denominaciones: "defensor del pueblo, en España y en la mayor parte de América del Sur; defensor de los derechos humanos, en México y algunos países centroamericanos; defensor de los habitantes, en Costa Rica; y procurador de los DDHH, en Guatemala".


Dibujo de: Ami Plasse, tomada del blog Ami Underground
Texto tomado de: Gazapos y tropezones Diario hoy.com.ec
Quito, Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin