viernes, 15 de marzo de 2013

Un sismo no se origina en el epicentro (superficie), sino en el hipocentro (subsuelo)

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio
La Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA), en un artículo que publicó el 14 de noviembre del 2011, explica que el término apropiado para referirse al punto bajo el suelo donde tiene su origen un terremoto se llama «hipocentro» y no «epicentro».

Indica, además, que en las noticias sobre los terremotos relacionados con las erupciones volcánicas de la isla de El Hierro (España) en ocasiones se usa epicentro, como en «El movimiento sísmico tuvo su epicentro a 23 kilómetros de profundidad».

Asimismo puntualiza que el hipocentro, también denominado «foco sísmico», es el lugar en el interior de la corteza terrestre donde tiene origen un sismo, y se encuentra debajo del epicentro, que es el punto en la superficie terrestre -aunque puede estar sumergido- donde el terremoto es más intenso.

Por ello, la Fundéu indica que en el ejemplo anterior lo apropiado habría sido «El movimiento sísmico tuvo su hipocentro a 23 kilómetros de profundidad» (o bien «tuvo su foco sísmico»).

Repasemos lo explicado por la Fundéu:

Los vocablos hipocentro y epicentro están constituidos por los elementos hipo- y epi-, cuyos significados, en su orden, son ‘debajo de’ y ‘encima de’. En consecuencia, hipocentro significa ‘debajo del centro’; y epicentro, ‘encima del centro’.

Por lo denotado, el hipocentro está debajo de la superficie terrestre y es el lugar exacto en que empieza a temblar la tierra. Las ondas de este movimiento se propagan hasta el epicentro (superficie).

Epicentro es el área de perturbación que recibe la propagación de la energía que libera el hipocentro.

En síntesis, en contextos que se refieren a un movimiento telúrico se pueden usar ambos vocablos; pero no olvidemos que el hipocentro (origen del movimiento) está a varios kilómetros de profundidad; y el epicentro está en la superficie. Ejemplo: El epicentro del terremoto se localizó a 78 km al norte de Pucallpa, y su hipocentro se registró a 128 km de profundidad de esta selvática región peruana

¿Festival de fuegos o juegos pirotécnicos?
Decir «fuegos pirotécnicos» es redundante, pues en la palabra «pirotécnicos» ya está implícito el significado de ‘fuegos’. Por lo tanto, la frase «festival de fuegos pirotécnicos» denota que en dicho espectáculo habrá fuegos de fuegos. Es decir, se insiste en la idea de luz o de activar artificios de material explosivo.

En estos días de fiestas decembrinas usemos expresiones apropiadas para referirnos a las luces multicolores que, por medio de dispositivos especiales, se lanzan al firmamento para causar júbilo o distracción. 

Dependiendo del contexto, digamos «festival de luces artificiales», «juegos de luces multicolores», «juegos pirotécnicos», «fuegos artificiales», etcétera.


FUENTES: DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA, DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA; DICCIONARIO ENCICLOPÉDICO ILUSTRADO VOX; ENCICLOPEDIA ENCARTA 2009 [DVD]; FUNDÉU BBVA (FUNDACIÓN DEL ESPAÑOL URGENTE .

Pintura de: Karin Jurick, tomada del blog A Painting Today
Texto tomado de: La Esquina del Idioma Diario eluniverso.com
Guayaquil, Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin