viernes, 1 de marzo de 2013

Sigamos con el uso de «acervo»

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio
ConsultaDentro de cada familia se suelen quedar expresiones que pasan de generación en generación. ¿Cómo, por medio de la palabra acervo, se aplicaría esta situación? ¿Se podría decir «un acervo expresacional»? (Danny España Reyes).

RespuestaSe pueden usar muchas construcciones con el sustantivo acervo para referirse a ese grupo de frases fijas que se transmiten de generación en generación. Por ejemplo, se podría decir que los integrantes de una familia tienen un acervo de expresiones culturales, un acervo de expresiones religiosas, un acervo de expresiones populares, un acervo de expresiones insultantes, etcétera.

No se recomienda la voz «expresacional», pues impondríamos una palabra que no es común a todos los hablantes y que, además, no consta en los diccionarios académicos ni de uso. Para este caso, prefiérase el vocablo «expresión» seguido de un complemento que indique el campo de su empleo: un acervo de expresiones rimbombantes, un acervo de expresiones familiares, un acervo de expresiones militares.

Recular y retroceder
ConsultaExplique la diferencia que existe entre algunas palabras que utilizamos en Guayaquil y otras que se usan en el campo; por ejemplo, recular y retroceder (María Teresa Barquet).

RespuestaAnalicemos las voces de esta consulta, a partir del DRAE:

En el Ecuador, los verbos recular y retroceder tienen usos equivalentes en algunos contextos; pero aunque el primero suele usarse más en el campo, no es privativo de ese sector.

Dependiendo de la intención comunicativa, pueden transmitir los significados de cejar, ceder, declinar, desmayar, ir hacia atrás, volver, detenerse, etcétera. No obstante, en la práctica «recular» ha adoptado otros matices, p. ej., se usa de manera coloquial para denotar que se avance o que no se obstruya el paso. Así, es normal que alguien diga «¡recula, recula!», y con esto le indica a su interlocutor que no se detenga, que se haga a un lado o que despeje el camino. 

Cáptese que la idea de retroceso no es la única que transmite este raro vocablo.

¿Un gerundio puede ir al inicio de una oración?
Las normas de la gramática de la lengua española acogen la posibilidad de construir oraciones con el gerundio al inicio de la frase: Leyendo el periódico, me caí en la piscina.

Estos gerundios se denominan externos o periféricos, pues con ellos se construyen frases externas a la oración, y suelen estar separadas con una coma o una pausa: Subiéndose en el mesón, logró pintar los anaqueles de la cocina.


FUENTES: DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA, DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS, DICCIONARIO DE AMERICANISMOS Y NUEVA GRAMÁTICA DE LA LENGUA ESPAÑOLA, DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA Y LA ASOCIACIÓN DE ACADEMIAS DE LA LENGUA ESPAÑOLA; DICCIONARIO CLAVE.


Pintura de: Karin Jurick, tomada del blog A Painting Today
Texto tomado de: La Esquina del Idioma Diario eluniverso.com
Guayaquil, Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin