domingo, 29 de julio de 2012

Moteros son los aficionados a las motos; también, los que venden mote

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio
Consulta¿Con la palabra «motero» se menciona a los que venden mote o andan en motocicletas? (Carlos E. Mosquera).

RespuestaDependiendo del contexto, el adjetivo o sustantivo motero puede transmitir diversos significados: 

Se usa para referirse a la persona que vende maíz desgranado o molido. También que le gusta el mote o lo cuece y lo expende: Juan es motero, por eso es robusto. La motera viene al mediodía con una canasta humeante de maíz recién cocido

Se emplea con los significados ‘que le gusta viajar en moto’ (acortamiento de motocicleta) y ‘que es aficionado a las competiciones de motociclismo’: Los moteros usarán un chaleco reflectivo. En este punto, motero puede ser sinónimo de motociclista.

Significa también ‘persona que habla o escribe con errores’. Este sentido se deriva de la frase dialectal «hablar mote con cancha» (hablar mezclado). Está registrada en el DRAEcomo chilenismo y peruanismo.

Asimismo se usa para calificar a las personas que fuman cigarrillos elaborados con hojas del cáñamo índico (marihuana o mota): A la larga, los moteros tienen problemas mentales por el abuso de la marihuana.

«Poder» y «deber» no encajan en cualquier frase
ConsultaSe escucha con frecuencia frases como «no puede», cuando hay acciones que «sí se pueden», pero que no se deben hacer. Por favor, oriéntenos al respecto. (Luis Enrique Suárez Escalante; Portoviejo, Manabí).

RespuestaLos verbos «poder» y «deber» suelen emplearse de manera indistinta, pero hay que considerar que no encajan en todos los contextos. 

«Poder» es tener facultad, condiciones físicas o mentales, razones o fundamentos para hacer algo. Así, quien tenga fuerzas suficientes puede, p. ej., levantar un par de quintales de arroz. Quien tenga excelentes condiciones físicas puede ganar una competencia de atletismo. Pero quien desee quebrantar, p. ej., una norma de ética, moral, idiomática o gubernamental, puede hacerlo, pero no debe.

En asuntos de cumplimientos, actitudes y valores, el verbo «deber» denota que la acción se ejecutará según los mandatos de la conciencia. 

El «deber» trae implícito el sentido de actuar con honestidad, justicia y responsabilidad. En cambio, el «poder» implica ruptura, fuerza; es decir, aunque no se debe, se puede ejecutar una determinada acción sin que importen las consecuencias o el quebrantamiento de normas o leyes. 

No se recomienda decir, p. ej., «no puedes escribir con faltas ortográficas», porque si el receptor del mensaje no domina las normas ortográficas, de seguro va a introducir faltas en sus escritos. En este caso, hay que usar el verbo «deber»: No debes escribir con faltas ortográficas. Cáptese cómo «deber» de manera tácita hace un llamado a la reflexión sobre la importancia de conocer bien las normas de escritura.

Más en www.facebook.com


FUENTES: DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA (2001) Y DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS (2005), DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA Y LA ASOCIACIÓN DE ACADEMIAS DE LA LENGUA ESPAÑOLA; DICCIONARIO CLAVE.
Pintura de: David Larson Evans, tomada del blog Life Painted Daily
Texto tomado de: La Esquina del Idioma Diario eluniverso.com
Guayaquil, Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin