domingo, 5 de junio de 2011

Opción y alternativa son vocablos sinónimos

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio

Consulta: En mi idioma (alemán) tener una alternativa significa tener una decisión entre dos opciones. Frecuentemente escucho que uno tiene dos o tres alternativas y se mencionan solo dos o tres en lugar de cuatro o seis opciones.  ¿En castellano, alternativa y opción es lo mismo? (Paul Malik).

Respuesta:
Como sustantivos, las palabras  opción y alternativa tienen género femenino y, entre otros significados, denotan  que una persona tiene libertad para elegir entre dos, tres, cuatro, cinco o más cosas.

Es decir, para que haya alternativa y opción de preferir u optar por alguien o algo, tiene que haber por lo menos dos elementos para hacer la elección. Cuando hay un solo elemento, se dice que no hay alternativas ni opciones.

ALTERNATIVO TAMBIÉN SE USA COMO  ADJETIVO
Se emplea para indicar que algo pasa, se ejecuta o distribuye de manera alternada o rotativa: En algunas empresas los horarios son alternativos o rotativos. Los dos seminaristas participarán de manera alternativa. 

Con el significado de ‘que se aparta de las normas o modelos comunes de una sociedad’, se aplica  en algunos ámbitos culturales o científicos: Medicina alternativa. Discoteca de género alternativo.

En este uso como adjetivo, obsérvese que el género gramatical (masculino o femenino) debe concordar con el sustantivo al que califica.

En síntesis, los sustantivos alternativa y opción tienen empleo equivalente; así lo confirma la primera entrada y primera acepción del artículo «alternativa» que consta en el diccionario académico: ‘Opción entre dos o más cosas’.

Duplicación de pronombres personales: un átono y un tónico
Consulta:
¿Es correcto decir «sí, me puedes llamar a mí»? ¿Hay redundancia? ¿Es mejor decir «sí, me puedes llamar»? (Priscilla Verónica Granizo Méndez).

Respuesta: Por lo general, los pronombres átonos se construyen en la misma oración con el complemento tónico al que aluden: Me dijo que me puede llamar a mí. Nótese el uso de dos pronombres átonos (me) y el pronombre tónico respectivo (mí) o complemento directo.

En la frase de su duda («sí, me puedes llamar a mí»), aunque aparecen al mismo tiempo los pronombres «me» (átono) y  «mí» (tónico), no hay redundancia, ya que  esta duplicación es válida para aportar  énfasis a la frase.  Esto consta en las  normas gramaticales que se refieren  al uso de los pronombres clíticos y los pronombres personales que actúan como  complemento directo.

OMISIÓN DEL PRONOMBRE «MÍ»
Se puede evitar la presencia del pronombre tónico; por ejemplo, en frases como la que usted propone: Sí, me puedes llamar, pero la expresión pierde énfasis y hasta cambia de matiz; pues el pronombre tónico «mí» recalca, posiblemente en un contexto en el que hay otros interlocutores, que es a la persona que emite la frase a quien se puede llamar con toda la confianza y seguridad de que estará pronta a responder o ayudar.

FUENTESDICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA, DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA (DRAE); DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS, DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA Y LA ASOCIACIÓN DE ACADEMIAS DE LA LENGUA ESPAÑOLA (DPD); DICCIONARIO CLAVE.

Pintura de: Norberto Dorantes, tomada del blog Arte-Arquitectura
Texto tomado de: La Esquina del Idioma Diario eluniverso.com
Guayaquil, Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin