viernes, 17 de junio de 2011

¿Durandeño o duraneño?

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio

Consulta: Hasta la década de los ochenta se empleó sin discusión el gentilicio «durandeño» para referirnos a los nativos de Durán.  Luego, algunos puristas del lenguaje exigieron la aplicación estricta de la regla gramatical y se empezó a usar «duraneño». Sin embargo, la  mayoría de ecuatorianos continuamos utilizando «durandeño», porque tiene vigor, fuerza, sonoridad, aparte de que cumple con la historia o las particularidades externas a la lengua que produjeron el nombre (Luis Vinueza Alcalá).

Respuesta: Para cumplir con los asuntos de la lengua, los gentilicios se forman con la raíz o lexema (nombre del lugar) + sufijo o morfema (terminación).

Los sufijos o terminaciones que más se usan para construir gentilicios son:  - ano,  -ense, -iense, -ino, -teco, -és,  -í, -eño, -ero, -ita, -eno, -ejo e -iano, con sus respectivos femeninos y plurales.

En la formación de los gentilicios también participan las cuestiones históricas, geográficas y culturales, lo que constituye las causas externas a la lengua.
Cuando es así, un mismo lugar suele tener uno, dos o más gentilicios. Este es el caso de Río de Janeiro, a cuyos habitantes se les dice cariocas y fluminenses.

Con respecto a los gentilicios duraneño y durandeño (oriundos del cantón Durán),  ambas grafías son de  uso corriente,  como veremos en los párrafos que siguen.

SE ATIENEN A LA LENGUA Y A LA CULTURA
Duraneño cumple con la lengua, pues está conformado por el nombre Durán + sufijo -eño. Durandeño tiene la letra -d que no consta en la raíz (Durán), pero aun así no se aleja mucho de la recomendación   académica sobre la construcción de estos adjetivos, aparte de que se apega  a la historia o  cultura de los pobladores del cantón; pues, por tradición, es el  gentilicio que se empleó hasta la década de los ochenta. Así lo confirman libros y publicaciones periodísticas anteriores al año 1989.

USO INDISTINTO
En los últimos años del  siglo XX, los dos gentilicios (durandeño y duraneño) se empezaron a aplicar de manera indistinta, uso que continuó hasta el presente siglo, tal como consta en estos ejemplos de diario EL UNIVERSO:
«Para los durandeños, la fiesta es el día de parroquialización», título publicado el 16 de octubre del 2000.

«Paralelamente a la plaza, el cabildo duraneño también finaliza la construcción de un centro de convenciones.», publicado el 26 de mayo del 2008.

«Recordamos a Emelgur que nosotros, los moradores de este sector durandeño, pagamos en las facturas de servicio de energía eléctrica particular una tasa por el alumbrado público.»,  publicado en junio 19 del 2008.

NO ESTÁN EN EL BANCO DE DATOS DE LA ACADEMIA
Ni en el Corpus Diacrónico del Español ni el Corpus de Referencia del Español Actual, de la RAE, constan  durandeño y  duraneño; pero sí están  en el  Google. Este buscador tiene 13.200 resultados para durandeño y 13.300 para  duraneño, lo que indica que los dos vocablos se emplean, prácticamente, en la misma proporción (estos datos son del 2009.01.22).

PUNTO IMPORTANTE
Más que los asuntos de la lengua, en la adopción de un gentilicio debe primar el nombre con el que se autodenominan los moradores del pueblo. Por lo tanto,  cuando una localidad  tiene dos o más gentilicios, les corresponde a las autoridades del lugar  decidir cuál es el nombre con el que más se identifican o sienten más cercano y que desean usar de manera oficial.

FUENTES: DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA, DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA;DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS, DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA Y LA ASOCIACIÓN DE ACADEMIAS DE LA LENGUA ESPAÑOLA; BANCO DE DATOS DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA; BUSCADOR GOOGLE; DIARIO EL UNIVERSO.


Pintura de: Kim Roberti, tomada del blog 

Texto tomado de: La Esquina del Idioma 

Guayaquil, Ecuador





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin