martes, 23 de diciembre de 2014

¿Se puede decir que un vaso mojado es un vaso con agua?

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio
Según lo que analizamos el domingo anterior, «un vaso con agua» o «un vaso de agua» se pueden emplear de manera indistinta. ¿Pero cuál es la idea exacta que se transmite cuando se pide «un vaso con agua»?
En otras publicaciones de este espacio idiomático, se ha indicado que la preposición «con», entre otros significados, expresa contenido, compañía o concurrencia; y la preposición «de», aparte de indicar la materia de que se ha elaborado algo, también denota contenido y relación de cantidad o medida. Por lo tanto, se reitera que son correctas las dos frases (un vaso con agua y un vaso de agua). No obstante, aunque se pueden usar indistintamente, tienen matices diferentes.
La diferencia que existe es que «un vaso con agua» transmite una idea imprecisa sobre la cantidad del líquido. Así, el vaso puede contener unas cuantas gotas, la mitad o una dosis de agua que lo colme; incluso, puede tan solo estar mojado. En cambio, la preposición «de», además de indicar el contenido, también expresa cantidad o medida. Y como este último sentido le da precisión a la frase, al pedir un vaso de agua, el interlocutor de seguro traerá el receptáculo rebosante con el líquido en cuestión.
¿Es «primeramente» o «en primer lugar»? ¿Se puede usar «segundamente»?
«Primeramente» y «segundamente» constan en el DRAE. «Primeramente» figura como adverbio de tiempo y también como adverbio de orden. Se usa con los sentidos de ‘previamente’, ‘de manera anticipada’, ‘antes de todo’, ‘en primer lugar’ o ‘primero’: Primeramente haremos la investigación y después entrevistaremos a los científicos.
«Segundamente» significa ‘en segundo lugar’ y está etiquetado en el DRAE como adverbio de modo en desuso.
«Terceramente» y «cuartamente» también tienen su espacio en el Diccionario académico, pero, al igual que «segundamente» están catalogados como adverbios de poco uso o anticuados.
En síntesis, las formas «primeramente» y «en primer lugar» tienen empleo equivalente. Con respecto a los otros adverbios, para estar en armonía con el tiempo actual, se recomiendan las locuciones «en segundo lugar», «en tercer lugar», «en cuarto lugar».
FUENTES:
Diccionario de la lengua española (2001) y Ortografía de la lengua española(2010), de la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española. 
Pintura de: Carolee Clark, tomada del blog  Carolee S. Clark, Painter 
Texto tomado de: La Esquina del Idioma Diario eluniverso.com 
Guayaquil, Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin