martes, 16 de diciembre de 2014

Cocina de «inducción», no «a inducción»

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio
Con el sustento del Diccionario panhispánico de dudas, se recomienda que no se construyan frases como «cocina a inducción», «cocina a gas», «olla a presión» y otras de característica similar, pues constituyen un galicismo (calco del idioma francés).
En el idioma español se emplea la preposición «de» para indicar el modo o medio por el que funciona un electrodoméstico o cualquier objeto o aparato. Ejemplos:cocinas de inducción, cocina de gas, olla de presión, barco de vela.
En cambio, es adecuado el empleo de la preposición «a» para construir los complementos verbales que presentan la manera en que se desarrolla una acción o el medio que se usa para ello. Ejemplos: andar a saltos, zurcir a máquina.
Uso de abreviaturas convencionales
Las abreviaturas convencionales son aquellas cuya forma es común entre los usuarios de la lengua. Pero su empleo tiene algunas restricciones.
Según la Ortografía de la lengua española (OLE), «no pueden aparecer en cualquier punto de un texto en lugar de la palabra a la que reemplazan». Por ejemplo, no es apropiado usarlas en casos como los siguientes: en 1.ª instancia indicó...; en la avda. principal de la ciudadela...
«Su uso suele limitarse a contextos muy determinados, como listas, fórmulas de tratamiento, saludo o despedida y referencias o indicaciones escuetas de muy diversa índole», puntualiza la OLE.
De esta manera, estarían bien aplicadas, por ejemplo, en «el incendio empezó en el piso 3.°, dpto. 4», que se refiere a una dirección postal.
En esta obra académica se recomienda que no se omita el punto abreviativo que ha de preceder a las letras voladas, por ejemplo: 1.ª, 3.°.
¿Es adecuado el uso de «bien» como equivalente de «muy»?
«Bien» funciona como adverbio y tiene uso ponderativo cuando precede a un adjetivo o a otro adverbio. Ejemplos: Está bien mal. Queda bien lejos. Cáptese que transmite el significado de ‘muy’ e imprime énfasis en las frases.
Este uso está registrado en los diccionarios y en las normas de la lengua española.
FUENTES:
Diccionario de la lengua española (2001), Diccionario panhispánico de dudas(2005) y Ortografía de la lengua española (2010), de la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española.
Pintura de: Fongwei, tomada del blog 
 
 Texto tomado de: La Esquina del Idioma Diario eluniverso.com 
Guayaquil, Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin