sábado, 13 de diciembre de 2014

¿«Enrolar» es inscribir en cualquier lista?

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio
«Enrolar» está compuesto del prefijo en- (‘dentro de’ o ‘sobre’) + rol (nómina) + -ar (en este caso, terminación verbal). El significado de estos componentes indica que enrolar es ‘inscribir a alguien en un rol o nómina’.
La inscripción de una persona en un rol, no es exclusiva de los ámbitos navales o militares, sino que abarca a cualquier agrupación: Enrolaron a 10 colaboradores en RR. HH. Se enroló en el Ejército.
En lenguaje juvenil, «enrolarse» es unirse a un grupo de amigos para compartir estudios o esparcimiento: Se enroló en el grupo de poetas. Pero, asimismo, dependiendo del contexto denota que se induce a alguien con engaños a que participe en una actividad irregular: Sin darse cuenta se fue enrolando en un grupo delictivo.
Escritura de nombres de deidades
La Ortografía de la lengua española (OLE) indica que los nombres propios con los que se designa a los dioses, profetas y demás seres del ámbito religioso se escriben con mayúscula inicial, pero el artículo que les antecede va en minúscula: Alá, Jehová, Jesucristo, el Espíritu Santo, Satanás, Lucifer. También se consideran nombres propios sus apelativos o advocaciones (denominaciones complementarias): el Señor, el Creador, el Maligno, la Virgen de Fátima, el Buda de la Luz Iluminada.
Según la OLE, la palabra dios se escribe con mayúscula inicial cuando alude al ser supremo de una religión monoteísta: Los católicos creen en Dios. Pero cuando se usa como nombre genérico se escribe en minúscula: Jehová es el dios de judíos y cristianos. Mi dios es tu dios.
¿Se propina o se asesta un tiro?
Aunque «propinar» y «asestar» funcionan como sinónimos con los sentidos de ‘golpear (dar puñetes, patadas)’, hay que tener presente que un tiro no se propina, sino que se asesta, así como también se asesta una pedrada.
Esta puntualización tiene el sustento de las acepciones 1 y 3 de «asestar» que constan en el DRAE: 1. Dirigir un arma hacia el objeto que se quiere amenazar u ofender con ella. Asestar el cañón, la lanza. 3. tr. Descargar contra algo o alguien un proyectil, un golpe de un arma o de un objeto semejante. Asestar un tiro, una puñalada, una pedrada, un puñetazo.
FUENTES:
Diccionario de la lengua española (2001), Diccionario de americanismos (2010) y Ortografía de la lengua española (2010), de la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española 
Pintura de: Fongwei, tomada del blog 
 Texto tomado de: La Esquina del Idioma Diario eluniverso.com 
Guayaquil, Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin