martes, 9 de diciembre de 2014

¿Acefalia o acefalía?

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio
En el DRAE consta con tilde (acefalía) y con las acepciones de ‘cualidad de acéfalo’ e ‘inexistencia de jefe en una sociedad, secta, comunidad, etc.’.
Pero en el Diccionario panhispánico de dudas (DPD) figura sin tilde (acefalia) y con el sentido de ‘carencia de cabeza’ e ‘inexistencia de jefe en una sociedad o comunidad’. Y se indica, además, que no es correcta la forma con hiato.
A pesar de que la articulación de [acefalía] está muy enraizada en el Ecuador, la recomendación de que se escriba con diptongo tiene un sustento lingüístico, veamos de qué se trata:
A partir del DPD, -cefalia es un elemento compositivo sufijo, proveniente del griego kephalé (‘cabeza’), que forma sustantivos femeninos para designar cualidades o estados relacionados con la cabeza: hidrocefalia (‘dilatación anormal del encéfalo’), macrocefalia (‘tamaño excesivo de la cabeza’). Este diccionario también indica que las dos vocales finales forman diptongo, no hiato: [sefália, zefália], no [sefalía, zefalía]; y puntualiza que la /i/ es átona en todas las palabras que contienen este elemento compositivo: acefalia, bicefalia, braquicefalia, dolicocefalia, etc.
Con este fundamento, al margen de cómo se pronuncie este vocablo, se recomienda que se escriba con diptongo: acefalia y no acefalía.
Oxímoron
Es una figura retórica que combina dos vocablos con acepciones opuestas para producir un concepto diferente.
En la generalidad de las veces, el lector no capta a primera instancia el significado de esas expresiones, porque tienen carácter metafórico o poético. Así, en un artículo sobre guerras, «tensa calma» puede transmitir la idea de que ‘las hostilidades por el momento se han sosegado, pero el problema bélico aún persiste’.
«Cálido frío», dependiendo del punto de vista, expresa varios sentidos: ‘hace mucho frío, pero se siente la calidez de un ser querido’; ‘un frío que acaricia’; ‘alguien que ama, pero no como quisiera la otra persona que la amen’, etcétera.
La palabra oxímoron hace honor a su significado: está compuesta de elementos que tienen sentidos antagónicos, se originó del griego oxys (‘agudo, fino, puntiagudo’) y de moron (‘romo, estúpido, idiota’).
Estébanez Calderón, en su Diccionario de términos literarios, indica que el oxímoron es una figura literaria que consiste «en la unión de dos términos de significados opuestos que, lejos de excluirse, se complementan para resaltar el mensaje que transmiten»: «rugido callado» (Rubén Darío). (Este último segmento es una reproducción de La esquina del idioma del 27 de junio del 2006).
FUENTES:
Diccionario de la lengua española (2001) y Diccionario panhispánico de dudas(2005), de la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española; Diccionario de términos literarios, de Estébanez Calderón.
Pintura de: Fongwei, tomada del blog 
Fongwei Liu
 Texto tomado de: La Esquina del Idioma Diario eluniverso.com 
Guayaquil, Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin