martes, 24 de junio de 2014

¿La frase «de pie» indica que se está derecho y sostenido sobre un solo pie?

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio
«De pie» y «de pies» son locuciones adverbiales y las dos denotan lo mismo: que la persona de que se trata está erguida y apoyada en las extremidades inferiores (los dos pies). Si esto es así, con toda seguridad podemos ponernos «de pies» o tan solo «de pie», ya que no vamos a perder el equilibrio.
Ahora leamos lo que dicen las obras académicas:
Según el Diccionario de la lengua española (2001), de la Real Academia Española, ambas locuciones son correctas; pero la misma Academia en el Diccionario panhispánico de dudas (2005) difunde que la forma «de pies», que fue de uso normal en etapas anteriores del español, se percibe en la actualidad como un vulgarismo; por lo tanto, debe evitarse en el habla culta.
A partir de esta recomendación y sin importar que una de estas expresiones tenga más prestigio que la otra, nosotros como hablantes debemos reflexionar y preferir la locución que más se ajuste al entorno comunicativo en el que nos desenvolvemos.
LOCUCIÓN «EN PIE»
Puede usarse como equivalente de ‘estar de pie’ o ‘de pies’, pero además de indicar que la persona referida no está sentada ni en otra posición sino que está erguida y firme sobre los pies, también transmite otras ideas. Así, cuando alguien está recuperado de una dolencia se suele decir que ya está en pie: El paciente por fin se puso en pie.
Asimismo, cuando una promesa u oferta sigue vigente, se dice que el asunto de que se trata está en pie todavía: Aún está en pie la invitación que te hice.
En este punto hay que tener claro que las locuciones «de pie» y «en pie» no funcionan con el mismo significado en todos los contextos: se puede expresar, por ejemplo, que el estudiante se puso de pie, de pies o en pie en señal de saludo; pero no se debe manifestar que la propuesta o la invitación sigue «de pie», en este caso solo cabe la locución «en pie».
¿Cualquier o cualquiera otra persona?
La palabra «cualquiera» es adjetivo indefinido. Se usa para referirse a una persona o cosa sin señalarla o determinarla.
Cuando está antes de un sustantivo de género masculino o femenino, se cambia por la grafía apocopada «cualquier»: Cualquier persona. Cualquier hombre. Asimismo se usa el apócope cuando media una palabra entre el adjetivo y el sustantivo: Cualquier otra persona. Cualquier otro joven.
Pero la forma sin acortamiento (cualquiera) también suele emplearse antes de un sustantivo en femenino. De ahí surgen frases como «cualquiera palabra» o «cualquiera otra persona». Según el Panhispánico, este uso tiene acogida en Chile. En el Ecuador es inusitado.
El plural es «cualesquiera» no «cualesquieras». Así como en el caso del singular, se emplea cuando el emisor no conoce o no desea especificar o determinar los nombres de las personas o cosas a los que se refiere: Las indicaciones que se enviaron por correo electrónico, mensajes de voz o por cualesquiera otros medios, son de obligado cumplimiento. Aunque tiene poca acogida, también es correcto el plural apocopado: Este diseño se adapta a cualesquier otros dispositivos.

FUENTES:
Diccionario de la lengua española (2001) y Diccionario panhispánico de dudas(2005), de la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española.
Pintura de: Emmanuel Garant, tomada del blog Recogedor 
Texto tomado de: La Esquina del Idioma Diario eluniverso.com 
Guayaquil, Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin