martes, 10 de junio de 2014

Doy el buen ejemplo a mis hijos, ¿siempre se lo doy o siempre se los doy?

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio
Primero debemos recordar los conceptos básicos. Desde un punto de vista tradicional, complemento directo (CD) es la persona, animal o cosa que recibe la acción del verbo. Pero si nos quedamos con esta definición, podríamos tener problemas, pues el complemento indirecto se comporta de la misma manera.
Así que mejor digamos que el CD es la palabra o grupo de palabras que delimita y completa el significado del verbo. ¿Y cómo lo reconocemos?
Es muy fácil. Se pregunta ¿qué es lo? + el participio del verbo. Reestructuremos la oración de la consulta: Siempre doy el buen ejemplo a mis hijos. ¿Qué es lo dado? = el buen ejemplo (CD). La fórmula «qué + verbo» también sirve para identificar el CD. Preguntemos. ¿Qué doy? = el buen ejemplo.
Otra prueba: El CD siempre puede reemplazarse por los pronombres lo, la, los, las. En este análisis el pronombre que debemos usar es lo. Hagamos la sustitución:...lo doy, doylo («lo» sustituye a la frase «el buen ejemplo»).
Asimismo, el CD puede convertirse en sujeto paciente (la oración activa cambia a pasiva): El buen ejemplo a mis hijos siempre es dado por mí.
Ahora veamos la caracterización del complemento indirecto (CI). Este complemento nombra a la persona, animal o cosa que recibe la acción del verbo de manera indirecta.
Se introduce con las preposiciones a o para, excepto cuando se trata de pronombres átonos. Puede sustituirse por los pronombres le les. El CI no puede cambiar su función sintáctica de activa a pasiva.
Para reconocer el CI hay que hacer las preguntas ¿a/para quién/quiénes? + verbo + complemento. Trabajemos con el mismo caso. ¿A quiénes doy el buen ejemplo? = a mis hijos (CI). Cambiemos el CI por el pronombre respectivo = Les doy el buen ejemplo («les» reemplaza a la frase «a mis hijos»). Cuando el CI se introduce con la preposición para, esta no se puede sustituir por los pronombres de dativo.
Si en la misma oración se sustituyen los dos complementos por los respectivos pronombres átonos, le les debe cambiar a se. Esta forma de dativo (CI) es invariable: se usa para el singular y plural, para el masculino y femenino.
PARA NO OLVIDAR: En la frase de la consulta, el CD es «el buen ejemplo» (singular); el CI es «a mis hijos» (plural). Por lo tanto, la oración debe quedar así:Doy el buen ejemplo a mis hijos, siempre se lo doy. La prueba: dóyselo. El pronombre «lo» va en singular porque se refiere al buen ejemplo (CD) y no a los hijos (CI), que está representado por «se» y no por «les». El CD y el CI también se conocen como objeto directo (OD) y objeto indirecto (OI).
En la Nueva gramática de la lengua española se indica que «cuando el complemento directo tiene un referente singular y el complemento indirecto un referente plural, en ambos casos de tercera persona, es frecuente en la lengua oral y coloquial de amplias zonas de América, así como del español canario, trasladar al acusativo la marca de plural que es incompatible con el se dativo. Se obtiene así la pauta: Se los digo por Se lo digo».

FUENTES:
Diccionario panhispánico de dudas (2005) y Nueva gramática de la lengua española (2009), de la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española; Gramática didáctica del español (2002), de Leonardo Gómez Torrego.
Pintura de: Claudia Hammer, tomada del blog 
Texto tomado de: La Esquina del Idioma 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin