martes, 17 de junio de 2014

En Ecuador o el Ecuador, ¿cuál es el sustento para el uso u omisión del artículo?

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio
Algunos nombres de países admiten la posibilidad de escribirse o mencionarse con el artículo o sin él. Ejemplos de este caso son el Ecuador o Ecuador (el nombre oficial es República del Ecuador), el Japón o Japón, la Argentina o Argentina, entre otras denominaciones.
Cuando el artículo forma parte del topónimo se escribe con mayúscula inicial: El Oro, Los Ríos, La Habana, etcétera.
Los nombres de ríos, montes, océanos y cordilleras se escriben o pronuncian precedidos del artículo, pues en él está implícito o sobrentendido el nombre geográfico (el [río] Guayas). No se dice, por ejemplo, «voy a pasear en bote por Guayas», sino «voy a pasear en bote por el Guayas» o «...por el río Guayas».
El sustantivo propio «Guayas», que forma parte de las denominaciones «Provincia del Guayas», «Dirección de Salud del Guayas» y «Prefecto del Guayas», se deriva del nombre del accidente hidrográfico «río Guayas». Esta relación de dependencia más lo indicado en el párrafo anterior es lo que aclara y justifica el uso de la contracción «del» en esas denominaciones.
Pero al margen de cualquier regla ortográfica, la forma de escritura que predomina es la que consta en los registros y documentos oficiales, nombres que las autoridades y pobladores del lugar han elegido y difundido.
¿Es yendo, iendo o llendo?
«Yendo» es el gerundio del verbo ir. Pero ¿por qué es «yendo» y no «iendo»?
En algunas desinencias cuando el sonido [i] queda en posición intervocálica se convierte en [y]. Por ejemplo, de le- (raíz) + -iendo (desinencia) no resulta «leiendo», sino «leyendo».
Con el verbo oír sucede igual: su gerundio es «oyendo», no «oiendo». Lo mismo pasa cuando el sonido vocálico [i] queda al inicio de palabra junto a otra vocal: el gerundio del verbo ir no es «iendo», sino «yendo».
¿Muramos, mueramos, moramos o meramos?
La primera persona del plural del presente del modo subjuntivo del verbo «morir» es «muramos», no «mueramos» ni «moramos»; tampoco es «meramos», como también se suele decir. Desmenucemos estas formas verbales:
«Muerar», infinitivo de «mueramos», no consta como verbo en el DRAE; pero está registrado el sustantivo «muera» (sal de cocina), que se puede transformar en verbo al anteponerle el prefijo a-. Así, «amuerar» significa ‘poner sal’, ‘salar’, ‘sazonar con sal’; y «amueramos», ‘salamos’, ‘condimentamos con sal’.
«Moramos» (vivimos, habitamos, residimos) es la primera persona del plural del presente de indicativo del verbo «morar» (vivir, habitar, residir).
«Meramos» (templamos, aguamos) corresponde a la primera persona del plural del presente de indicativo del verbo «merar» (templar, aguar; mezclar dos licores; poner agua al vino para aumentar su calidad o templar su virtud).

FUENTES:
Ortografía de la lengua española (2010), Diccionario de la lengua española(2001), Diccionario de americanismos (2010) y Nueva gramática de la lengua española (2009), de la Asociación de Academias de la Lengua Española.Diccionario Clave (en línea). Ediciones anteriores de La esquina del idioma.
Pintura de: Claudia Hammer, tomada del blog 
Texto tomado de: La Esquina del Idioma 

1 comentario:

Blog Widget by LinkWithin