martes, 3 de junio de 2014

Desaduanar y desaduanizar

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio
La forma que se emplea con más frecuencia en el Ecuador es «desaduanizar». ¿Pero por qué se usa si no consta en el DRAE?
Para dilucidar este asunto, empecemos por aceptar que no todos los vocablos que manejamos pueden registrarse en un diccionario. Esto resulta imposible.
Los hablantes podemos llenar esos vacíos con el auxilio de los elementos afijos, que con los sustantivos y adjetivos ayudan a formar de manera legítima nuevos vocablos.
Pero este no es el caso de «desaduanizar», pues debemos reconocer que en el DRAE ya consta un verbo que transmite el mismo significado: esta palabra es «desaduanar» (‘retirar efectos y mercancías de una aduana, previo el pago de los derechos arancelarios’).
Bien. Ahora solo nos queda reflexionar en que, para no inflar más nuestro léxico, deberíamos usar solamente el verbo «desaduanar»; pero esto no sería justo para aquel grupo de hablantes que prefiere el empleo de «desaduanizar», infinitivo que al estar muy bien estructurado derriba cualquier razón que intente objetar su difusión.

Alzheimer y alzhéimer

Se reproduce de ‘La esquina del idioma’ del 14 de agosto del 2011:
El alzhéimer es un trastorno neurológico que se caracteriza por la pérdida gradual de la memoria. También se conoce como demencia senil.
La denominación de esta dolencia se derivó del nombre Aloysius Alzheimer (1864-1915), psiquiatra y neurólogo alemán que hizo investigaciones sobre esta enfermedad.
Por respeto a su grafía original, se recomienda que se escriba Alzheimer, con mayúscula inicial y sin tilde, cuando se refiera a la denominación de la enfermedad (nombre propio) como en estos casos: padece de la enfermedad de Alzheimer; tiene el mal de Alzheimer.
Se escribe en minúscula y con tilde cuando es nombre común: Los casos de alzhéimer han aumentado en las últimas décadas.

¿Por qué se usa artículo ante el nombre de una calle, p. ej., «la Quito»?

La presencia u omisión del artículo depende de la región del hablante. Así, en la mención de nombres de calles, en la Sierra del Ecuador suele usarse el artículo seguido del nombre de la vía: la Eugenio Espejo. Pero en la Costa se prefiere la fórmula art. + sust. genérico (calle, vía, av.) + nombre: la av. Quito.

FUENTES: DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA (2001) Y DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS (2005), DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA Y LA ASOCIACIÓN DE ACADEMIAS DE LA LENGUA ESPAÑOLA.
Pintura de: Kim Roberti, tomada del blog 
Texto tomado de: La Esquina del Idioma 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin