viernes, 17 de mayo de 2013

¿Por qué dicen «cartuchos sin percutar» si este verbo no consta en el DRAE?

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio
El verbo «percutar» se formó por analogía con «percutir», infinitivo que está vigente desde el siglo XVI, con el que comparte raíz y acepciones. 

«Percutir» procede del latín percutere que denota que algo penetra golpeando, perforando o hiriendo. 

«Percutar» no figura en el DRAE, pero está en el Diccionario de americanismos (DA) con el significado de 'disparar un arma de fuego'. En ese contexto también se indica que se usa en el ámbito delincuencial de Honduras y Paraguay; asimismo, que tiene aceptación en el lenguaje esmerado de Chile.

Además de los países mencionados por el DA, en el Ecuador tiene acogida en los ambientes policiales y en las noticias de crónica roja. Así, en los diarios de esta localidad suelen publicarse frases de estructura similar a esta: La ametralladora tenía dos municiones sin percutar. También en este país tiene uso indistinto con «percutir»: Los detenidos tenían en su poder dos alimentadoras con dieciocho proyectiles sin percutir

PERCUTIR, PERCUDIR, DESPERCUDIR
No confundir «percutir» con «percudir», pues aunque tienen un nexo etimológico (percutere) pueden transmitir matices diferentes. Veamos el sustento de esto:

«Percutir» es penetrar, golpear o sacudir para limpiar o asear: Hay que percutir la alfombra. En el campo médico significa auscultar o explorar: Al percutir el abdomen se escuchan los ruidos del aparato digestivo. «Percutir» también es hacer sonar un instrumento de percusión: Concéntrate en el ritmo de la música y percute fuertemente los timbales. En el ámbito policial (ya vimos) denota disparar por la acción de activar el percutor.

«Percudir» es penetrar algo en una superficie, tela, piel o cualquier objeto para manchar, deslucir, ajar o maltratar: Las baldosas de la cocina están percudidas. El sol de la playa percude la piel

«Despercudir» es aclarar, limpiar, quitar las manchas o lo que está percudido:Determinadas cremas despercuden la piel. El cloretol despercude las prendas manchadas. Nótese que en este último caso hay un uso equivalente con «percutir».

¿Me estoy iendo o yendo para Quito?
El gerundio del verbo ir es «yendo»; por lo tanto la frase correcta es «me estoy yendo para Quito». Pero ahora analicemos por qué es «yendo» y no «iendo»:

En algunas desinencias cuando el sonido [i] queda en posición intervocálica se convierte en [y]. Por ejemplo, de le- (raíz) + -iendo (desinencia) no es apropiado escribir «leiendo», sino «leyendo».

Con el verbo oír sucede igual: su gerundio es «oyendo», no «oiendo». Lo mismo ocurre cuando el sonido vocálico [i] queda al inicio de palabra junto a otra vocal. De aquí surge el gerundio del verbo ir, que no es «iendo», sino «yendo».

FUENTES: DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA, DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS Y DICCIONARIO DE AMERICANISMOS, DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA Y LA ASOCIACIÓN DE ACADEMIAS DE LA LENGUA ESPAÑOLA; BREVE DICCIONARIO ETIMOLÓGICO DE LA LENGUA CASTELLANA, DE JOAN COROMINAS.
Pintura de: Karin Jurick, tomada del blog A Painting Today
Texto tomado de: La Esquina del Idioma Diario eluniverso.com
Guayaquil, Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin