miércoles, 25 de enero de 2012

Portátiles

Gazapos y tropezones
Manuel Corrales Pascual
De la Academia de la Lengua

Esta era la informática … Un amigo, excelente ingeniero informático él, y asiduo lector de esta columna, me plantea la siguiente cuestión: Existen en español adjetivos terminados en -BLE: amable, tratable, terrible, abominable, aceptable, agradable, bailable, censurable, comestible, deplorable, dirigible, envidiable. ¿Se puede suponer que existirán, relacionados con estos vocablos, los correspondientes nombres terminados en BILIDAD? ¿Y existirán aunque no estén registrados en el Diccionario? Efectivamente —al menos en muchos casos— existen los correspondientes nombres: amabilidad, tratabilidad, terribilidad, abominabilidad, aceptabilidad, agradabilidad … Y —efectivamente también— muchos de estos nombres que significan cualidades, no estarán registrados en el Diccionario. Sobre todo aquellos que parecen rebuscados o tienen otra conformación morfológica. Por ejemplo, a mí me resulta raro hablar u oír acerca de la "comestibilidad" de una fruta. También me resulta extraño "deplorabilidad", etc., etc. Volvamos a los adjetivos terminados en –BLE. Observemos que la inmensa mayoría de ellos están directamente emparentados con un verbo: amar, tratar, abominar, aceptar, agradar, bailar, censurar, comer, deplorar, envidiar … Y también con un nombre generalmente muy conocido y usado: amor, trato, abominación, aceptación, agrado, baile, censura, comida, envidia …De esto sacamos una conclusión: enorme cantidad de verbos y nombres de nuestra lengua dan lugar a DERIVADOS adjetivos terminados en –BLE y nombres de cualidades terminados en —BILIDAD. Pero no todos esos adjetivos y nombres están aceptados. Hay adjetivos como portable*, que, si bien tienen su origen remoto en el latín, han pasado —por ejemplo— al inglés, y usados en español resultan ser barbarismos, anglicismos en concreto. Y, consiguientemente, no es aconsejable su uso, especialmente cuando tenemos un buen sinónimo castizo, como en este caso es PORTÁTIL. ¿Hay otra forma de decir la capacidad que tiene una cosa de ser llevada fácilmente de un lugar a otro? Sí: transportabilidad. Y más cortito: portabilidad.

Dibujo de: Laura Frankstone, tomada del blog Laurelines
Texto tomado de: Gazapos y tropezones Diario hoy.com.ec
Quito, Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin