miércoles, 23 de marzo de 2011

Aludir y eludir


Gazapos y tropezones 
Manuel Corrales Pascual 
De la Academia de la Lengua
No es lo mismo aludir que eludir. Y, sin embargo, hay hablantes y escribientes que confunden la forma y el significado de estos verbos. Por ejemplo, leí el otro día esto: "El orador hizo elusión a la brillante historia del grupo …". Obviamente, quien tal cosa escribió quería decir "alusión", y no "elusión".

Porque el verbo eludir significa "evitar con astucia una dificultad o una obligación". El diccionario académico ofrece estos ejemplos: "Eludir el problema. Eludir los impuestos". El orador de nuestro ejemplo no quería de manera alguna eludir la brillante historia del grupo, sino todo lo contrario: referirse a ella elogiosamente…

Significa también "esquivar el encuentro con alguien o con algo". El ejemplo del diccionario es: "Eludió su mirada".

Finalmente, una tercera significación: "No tener en cuenta algo, por inadvertencia o intencionadamente". Ejemplo académico: "Eludió su reproche".

Aludir significa "mencionar a alguien o algo o insinuar algo". Segundamente, "dicho de una cosa: Tener una relación, a veces velada, con alguien o con otra cosa: El nombre de cianuro alude a su color azul".

A la familia de este verbo pertenece el adjetivo "aludido: Dicho de una persona o de una cosa: Que se hace referencia a ella, sin nombrarla". Y la expresión "darse por aludido", que significa "Recoger una alusión, efectiva o aparente, que le atañe de algún modo, para reaccionar en función de su contenido".

También es pariente de este verbo el nombre "alusión", que es la "acción de aludir". Cuando se dice que el orador de nuestro ejemplo "hizo alusión a…", se quiere decir que se refirió a aquel asunto, a aquella historia, etc.
Dibujo de: Laura Frankstone, tomada del blog Laurelines
Texto tomado de: Gazapos y tropezones Diario hoy.com.ec
Quito, Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin