viernes, 20 de noviembre de 2009

¿Cómo estar seguro de cuándo aplicar correctamente ‘de que’?

La esquina del idioma
Piedad Villavicencio Bellolio

Pregunta: Constantemente escucho a personas instruidas manifestar por ejemplo: “El Sr. Presidente dijo de que estará en la reunión...”, o  “pensamos de que el ministro debe informar...”, o “la ley indica de que esto debe cumplirse...”, etcétera.

Hay faltas gramaticales que por su popularidad se tornan costumbre como mencionar informalmente la visícula en lugar de vesícula o la anastesia por anestesia. (Federico  C. Campos C., Guayaquil)
 
Respuesta: El dequeísmo es un vicio muy común, que consiste en intercalar innecesariamente la preposición ‘de’ entre un verbo y la conjunción ‘que’. Se comete dequeísmo cuando se antepone la preposición ‘de’ a una oración subordinada sustantiva de sujeto. El sujeto nunca debe ir precedido de preposición; son incorrectas frases como “me alegra de que seas feliz” (correcto: Me alegra que seas feliz). “Me preocupa de que todavía no haya regresado” (correcto: me preocupa que todavía no haya regresado).

Un procedimiento que ayuda a determinar si debe emplearse la secuencia de ‘preposición + que’, o simplemente ‘que’, consiste en transformar la frase dudosa en interrogativa. Si la pregunta debe ir encabezada por la preposición, esta ha de mantenerse en la modalidad enunciativa: ¿De qué se preocupa? Se preocupa de que... ¿Qué le preocupa? Le preocupa que...; ¿de qué está seguro? Está seguro de que...; ¿qué opina? Opina que... Practiquemos con sus ejemplos:
 
“El Presidente dijo de que estará en la reunión...”.
¿Qué dijo el Presidente? ...Que estará en la reunión.
Incorrecto: ...dijo de que estará en la reunión. Como ve resulta inadmisible preguntar ¿de qué dijo el Presidente?, es obvio que sobra el ‘de’.
 
“Pensamos de que el ministro debe informar...”.
¿Qué pensamos? ...Pensamos que el ministro debe informar. Es impropio decir: ¿de qué pensamos?, por lo tanto, es incorrecta la construción “...pensamos de que...”.
 
“La ley indica de que esto debe cumplirse...”.
Lo mismo pasa con este ejemplo, no es dable preguntar ¿de qué indica la ley?, pero sí, ¿qué indica la ley? Y la respuesta es ...“la ley indica que...”.
 
Se usa la preposición ‘de’ ante ‘que’ en los siguientes casos: Con verbos pronominales que se construyen con un complemento de régimen: Me alegro de que hayas regresado. Me olvidé de que tenía que ir a clases. Con verbos no pronominales que se construyen con un complemento de régimen: Trato de que te sientas bien. Con sustantivos que llevan complementos preposicionales: Asistiré con la condición de que vengas a verme. Con adjetivos que llevan complementos preposicionales: Estoy convencida de que no me amas.

En las locuciones “a pesar de que”, “a fin de que”, “a condición de que”, “con la condición de que”, “hasta el punto de que”.
 
Vesícula y anestesia
Cuando quiera referirse a una vejiga pequeña llena generalmente de líquido seroso o a una ampolla llena de aire que tienen algunas plantas acuáticas, lo correcto es
vesícula, no visícula.
 
La palabra anastesia no existe en nuestro léxico, cuando necesitemos de una sustancia que nos quite el dolor pidamos que nos pongan una inyección de anestesia.

Pintura de: Bryce Brown tomada del blog: IMAGINA Y CREA

Texto tomado de: La esquina del idioma  Diario eluniverso.com 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin