martes, 15 de abril de 2014

¿Por qué la sigla del Ministerio de Industrias y Productividad es MIPRO y no MIP?

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio
Según las reglas de la Ortografía de la lengua española, fundamentalmente las siglas se forman con las iniciales de las palabras representativas que componen la expresión compleja: IESS (por Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social), CTE (por Comisión de Tránsito del Ecuador), CNE (por Consejo Nacional Electoral).

Pero aparte de esta norma básica, en la construcción de siglas también se pueden hacer combinaciones especiales con el fin de que las secuencias consonánticas, vocálicas o silábicas que las conforman sean fáciles de articular.

Para lograr esa armonía, la Ortografía indica que en la estructura de determinadas siglas se combinan no solamente las iniciales sino también dos o más letras del comienzo de uno o varios términos de la denominación originaria; incluso, suelen omitirse las letras iniciales de algunos de sus elementos: CINDOC (por Centro de Información y Documentación Científica), CENDES (por Centro de Desarrollo Industrial del Ecuador).

Posiblemente, al construir la denominación abreviada del Ministerio de Industrias y Productividad se consideraron estas particularidades y la sigla quedó como MIPRO y no como MIP.

SIGLAS QUE SE LEEN DE CORRIDO O QUE SE DELETREAN
La norma ortográfica asimismo indica que las siglas que tienen más de cuatro letras y se leen de corrido pueden escribirse solo con mayúscula inicial: Biess (por Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social), Flopec (por Flota Petrolera Ecuatoriana), Conatel (por Consejo Nacional de Telecomunicaciones). En este grupo también entra la sigla Mipro. Este tipo de siglas, que se leen sin entorpecimientos, también se denominan acrónimos.

Cuando las siglas se deletrean es obligatoria la escritura en mayúsculas: CNTTTSV (por Comisión Nacional de Tránsito, Transporte Terrestre y Seguridad Vial).

ACENTUACIÓN DE LOS ACRÓNIMOS
Las siglas que se escriben con mayúsculas sostenidas no deben tildarse (CIA, OTAN); pero los acrónimos que se han lexicalizado como nombres comunes o propios deben cumplir con las normas generales de acentuación: módem (acrón. de modulación y demodulación), ovni (acrón. de objeto volador no identificado); Fundéu (acrónimo de Fundación del Español Urgente), Dinapén (acrón. de Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes). El acrón. Mipro no lleva tilde porque tiene pronunciación llana y termina en vocal.


FUENTES: DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA (2001), DICCIONARIO PANHISPáNICO DE DUDAS (2005) Y ORTOGRAFÍA DE LA LENGUA ESPAÑOLA (2010), DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA Y LA ASOCIACIÓN DE ACADEMIAS DE LA LENGUA ESPAÑOLA.
Pintura de: Karin Jurick, tomada del blog A Painting Today
Texto tomado de: La Esquina del Idioma Diario eluniverso.com
Guayaquil, Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin