martes, 1 de abril de 2014

¿«Me voy yendo» y «viene llegando» son frases redundantes?

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio
Las construcciones «me voy yendo» y «viene llegando» son de uso normal, aunque transmiten repetición de las acciones, pues en «me voy» está claro el sentido de ‘yendo’; y en «viene» está implícito el significado de ‘llegando’. A continuación, el sustento de su empleo:

IR + GERUNDIO
Es una perífrasis verbal que se usa para referirse a acciones que se están desarrollando:Iba comiendo; Se fue llorando. No hay razones gramaticales que cuestionen el empleo del mismo verbo en la perífrasis: Ya lo dije todo, por lo tanto, me voy yendo. Dependiendo del contexto, escrito o hablado, esas construcciones podrían imprimir un matiz especial en el mensaje. 

VENIR + GERUNDIO
Tiene similitud de uso con la fórmula anterior. Presenta las acciones en desarrollo, desde un punto anterior al momento del habla sin especificar el instante de su término. Es decir, transmite reiteración o repetición: Ha venido insistiendo en que se le dé otra oportunidad. Has venido diciendo que cambiarás tu absurdo proceder.

Según la Nueva gramática de la lengua española, el uso frecuentativo de «venir + gerundio» es más común en el español de América, donde se emplea con tiempos perfectivos (indica acciones terminadas). Así, con algo más de contexto, «viene llegando de madrugada» denota que la persona en cuestión por reiteradas ocasiones ha llegado de madrugada al lugar de que se trata. 

Rempujar y empujar
Ambas formas son de uso correcto. «Rempujar» es sacar a empellones a una persona de un lugar: No me rempujes que ya me voy

Tiene uso coloquial con el sentido de ‘hacer fuerza contra un objeto para moverlo’: La puerta se atascó, rempujémosla para poder entrar.

Con estas acepciones también se usa el verbo empujar, que además transmite otros significados como ‘influir, intrigar o hacer presión para lograr o dificultar algo’: Sus amigos la empujaban a cometer actos deshonrosos.

Ribera y rivera
«Ribera», con /b/, es la orilla del mar o río. Es la margen que se interpone entre la tierra o sectores cercanos al río o mar: Los pueblos que se han levantado en las riberas del mar sufren inundaciones en las estaciones invernales.

«Rivera», con /v/, es un riachuelo o arroyo; también es el cauce por el que discurre un arroyo: Escribió un deseo en un barquito de papel y lo envió por la rivera.


FUENTES: DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA, DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS Y NUEVA GRAMÁTICA DE LA LENGUA ESPAÑOLA, DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA Y LA ASOCIACIÓN DE ACADEMIAS DE LA LENGUA ESPAÑOLA.
Pintura de: Kim Roberti, tomada del blog 
Texto tomado de: La Esquina del Idioma 
Guayaquil, Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin