sábado, 29 de junio de 2013

Epicenos

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio
¿Un orangután o una orangutana?
La escritura de los sustantivos epicenos es invariable, solo se altera para indicar el plural de estos nombres. De tal manera que la palabra orangután (singular) únicamente puede cambiar a orangutanes (plural). 

El género gramatical de estos vocablos es único; es decir, se emplean de manera indistinta para mencionar tanto a individuos del sexo masculino como a los del femenino.

En el grupo de los epicenos hay masculinos: cisne, delfín, búho, pez, galápago; y femeninos: perdiz, tortuga, lombriz, pantera, hormiga, etcétera.

Cuando se necesite especificar el sexo de los animales de este grupo, hay que emplear las palabras macho o hembra: el orangután macho, el orangután hembra(no «la orangutana», como dice el estribillo de una vieja canción); el cisne macho, el cisne hembra; el galápago macho, el galápago hembra; la perdiz macho, la perdiz hembra; la tortuga macho, la tortuga hembra; un chimpancé macho, un chimpancé hembra.

En el conjunto que antecede cáptese que los artículos o determinantes van en función del género de cada sustantivo epiceno. Aparte de este dato fundamental, interiorícese que la concordancia se aplica considerando el género gramatical del sustantivo epiceno, no el sexo del referente; por lo tanto, diremos o escribiremos, por ejemplo: El orangután hembra está herido, porque «herido» concierta con el género masculino de «orangután»; La jirafa macho quedó atrapada entre las ramas de un árbol, porque «atrapada» concuerda con el género femenino de «jirafa».

OTROS SUSTANTIVOS EPICENOS
Palabras como víctima, persona, vástago, etcétera, también se consideran sustantivos epicenos, porque su género gramatical es invariable: la víctima, la persona, los vástagos. No es apropiado decir o escribir: el víctimo, el persono, las vástagas. Para especificar el sexo de este grupo, se suele recurrir a los términos hombre y mujer: La víctima, un hombre de raza amarilla, salió temprano de su casa... Juan tiene cuatro vástagos: dos hombres y dos mujeres.

ETIMOLOGÍA
Epiceno se deriva del latín epicoenus, y este del griego epikoinoz /epíkoinos/, cuyo significado es 'común'. De su etimología viene la indicación de 'común para los dos géneros'.

SUSTANTIVOS COMUNES EN CUANTO AL GÉNERO
Se emplean con la misma forma para referirse al masculino o al femenino, el género gramatical se introduce por medio de determinantes y adjetivos: el psiquiatra, la psiquiatra; el soldado, la soldado; el canciller, la canciller; un obstetra, una obstetra.

SUSTANTIVOS AMBIGUOS EN CUANTO AL GÉNERO
Tienen los dos géneros pero no se usan para referirse a seres sexuados, sino a cosas: el mar, la mar; el calor, la calor; un interrogante, una interrogante; el prez, la prez (prez significa honor); el pringue, la pringue (pringue significa 'grasa o suciedad que sueltan las carnes y demás alimentos').

FUENTES: DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA, DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS Y NUEVA GRAMÁTICA DE LA LENGUA ESPAÑOLA, DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA Y LA ASOCIACIÓN DE ACADEMIAS DE LA LENGUA ESPAÑOLA; DICCIONARIO CLAVE.
Pintura de: Karin Jurick, tomada del blog A Painting Today
Texto tomado de: La Esquina del Idioma Diario eluniverso.com
Guayaquil, Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin