viernes, 31 de agosto de 2012

Un solo nombre

Gazapos y tropezones
Manuel Corrales Pascual
De la Academia de la Lengua
Un solo nombre para cada una de las 27 letras de nuestro alfabeto propone la nueva Ortografía académica.

Y es que algunas de las letras de nuestro alfabeto tienen nombre distinto en las distintas regiones hispanohablantes. Por ejemplo, a la letra b, se la llama en unos sitios "be" pero, en otros, se la llama "be grande" o "be alta", para distinguirla de la letra v, que se la llama en unos sitios "uve"; y en otros, "be chica", "be pequeña", o "be baja". La letra y, en unos sitios, se la llama "i griega", para distinguirla de la i, llamada simplemente "i", o "i latina". En otros, se la llama "ye".

A propósito de la letra y y su denominación, es de los quiteños conocido un lugar donde antiguamente se bifurcaba la carretera del norte. A dicho lugar, por su semejanza con la letra y, se le llamaba "la ye". Cuentan que, a un español que venía por vez primera a nuestros pagos, le dieron una dirección cercana a "la Y". Y él le pidió al taxista: "Lléveme, por favor, a la "i griega". El taxista quiteño, naturalmente, se asustó... Nos dicen textualmente las academias: "La nueva edición de la ortografía, sin ánimo de interferir en la libertad de cada hablante o país de seguir utilizando el nombre al que esté habituado, pretende promover hacia el futuro un proceso de convergencia en la manera de referirse a las letras del abecedario, razón por la que recomienda, para cada una de ellas, una denominación única común". Y a renglón seguido propone el nombre común recomendado para cada letra.

Dibujo de: Monica Cid, tomada del blog Monica Cid - Cadernos
Texto tomado de: Gazapos y tropezones 
 
Quito, Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin