domingo, 19 de agosto de 2012

«Mujer ruraliana» tiene matices más expresivos que «mujer rural»

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio
Consulta: Una autoridad de mi provincia suele usar la frase «soy una mujer ruraliana». El vocablo «ruraliana» me resultó muy curioso y me obligó a acudir al diccionario Larousse. Y aunque en esta obra no consta, creo que se quedó para siempre en el cúmulo de palabras que, sin ser oficialmente reconocidas, seguirán en las expresiones cotidianas de la gente. No está por demás decirle que hasta nos cae bien tal vocablo, y, de hecho, lo damos por aceptado y aprobado. Al respecto, ¿qué opina usted? (Wilfrido Torres León; Piñas, El Oro).

RespuestaCuando leamos o escuchemos una palabra que no consta en los diccionarios, analicemos sus componentes y a partir de ellos deduzcamos su significado. 

El vocablo «ruraliana», exactamente así, no ha ingresado al DRAE, pero están los elementos que lo constituyen. Desmenucémoslos:

«Rural» es la base, raíz o lexema. Este adjetivo se refiere a todo lo que se relaciona con el campo (vida, costumbres, labores, etc.).

El sufijo, morfema o terminación -ano, -ana compone adjetivos que denotan origen, pertenencia, vinculación o adscripción. También toma la forma de -iano, -iana.

Como el significado del sufijo afecta a lo que se menciona en la base, la frase «mujer ruraliana» puede transmitir diversas ideas: ‘mujer del sector rural’, ‘mujer oriunda de la zona rural’, ‘mujer de costumbres lugareñas’, ‘mujer que gusta de la vida del campo’, ‘mujer comprometida con la región rural’, ‘mujer que ama la vida rural’, etc.

Hay que considerar que el adjetivo «rural» también forma parte de nuestro léxico, y que en determinados contextos puede muy bien usarse en vez de ruraliano y ruraliana; no obstante, este neologismo transmite matices más expresivos.

Pero ¿por qué surgió «ruraliana»? Posiblemente se creó por analogía con suburbana, parroquiana, ciudadana y otros adjetivos que comparten la misma terminación y denotan pertenencia u origen. 

Este análisis demuestra que no hay razones para descalificar el empleo de «ruraliana»; pero el fundamento más valioso, el que le da el toque de legitimidad y pertenencia, es la acogida que tuvo entre los habitantes del sector. Esta aceptación es la que le puso el sello de «aprobado» al vocablo en cuestión. Y ante este uso que se está arraigando, los diccionarios no tienen nada que objetar.

Familia léxica: Ruralismo (cualidades o características que definen el ámbito rural), ruralmente (de manera o modo rural), ruralista (relacionado con el ruralismo o propio de él; defensor de las causas del sector rural), ruralado (campesinado; conjunto de campesinos). 

Más en www.facebook.com/LaEsquinadelIdioma

FUENTES
Ortografía de la lengua española (2010), de la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española.

Diccionario de la lengua española (2001), de la Real Academia Española.

Diccionario de americanismos (2010), de la Asociación de Academias de la Lengua Española.

Diccionario Clave (en línea).

Dibujo de: Stephen Gardner, tomada del blog SKETCH OF THE DAY
Texto tomado de: La Esquina del Idioma Diario eluniverso.com
Guayaquil, Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin