sábado, 20 de junio de 2009

“Andar de zocos en colodros”.


La esquina del idioma
Piedad Villavicencio Bellolio | pvillavi@eluniverso.com

Pregunta:  Deseo saber qué significa la expresión “de zocos en colondros”, así como “mondo y lirondo” significa limpio y sin añadidura. (Ruth García, Guayaquil).
            
Respuesta: “Andar alguien de zocos en colodros” es una frase coloquial que se emplea con el significado de ‘ir de mal en peor; salir de un negocio peligroso o de un problema y entrar en otro negocio de mayor peligro o en más problemas’. Note usted que es colodros, no colondros. También se usa en femenino: “Andar de zocas en colodras”. Miguel de Cervantes aplicó la frase en el Quijote de la Mancha (Primera Parte, capítulo 18): “Y lo que sería mejor y más acertado... fuera el volvernos a nuestro lugar... dejándonos de andar de Ceca en Meca y de zoca en colodra, como dicen”.

Zoco es un zapato de madera (zueco). Significa también zócalo, plaza, zurdo. En Panamá se emplea para denotar que una persona tiene amputado un brazo o los dos. En Marruecos se le dice zoco a los mercados.

Colodro  es una especie de zapato de madera.

Colodra es una vasija de madera que usan los pastores para ordeñar cabras, ovejas y vacas; también es un receptáculo de madera, como herrada (con aros de hierro o de latón), que sirve para poner el vino y controlar la cantidad a medida que se lo va vendiendo. En Cantabria y Palencia, “colodra” es una funda de cuerno o de madera con agua, que lleva el segador (persona que corta mieses o hierba) colgada en la cintura.
             
 El adverbio y el adjetivo modifican al verbo.

 Pregunta:  ¿Por qué a veces se usa un adjetivo en vez del adverbio? 
Por ejemplo, todos dicen “Juan habla rápido” y no “Juan habla rápidamente”. Y de la novela Los de abajo... “se oían tan claros los gritos”. (Conan Shinn)

Respuesta: Se suele emplear un adjetivo en vez de un adverbio o viceversa, porque el adverbio es una palabra que desempeña, respecto del verbo, del adjetivo o de otro adverbio papel semejante al que el adjetivo ejecuta con respecto al sustantivo.
También se adverbializa con sufijos como –mente. Así como el adjetivo modifica al sustantivo y al verbo, el adverbio también modifica al verbo y al adjetivo. Las frases “Juan habla rápido” o “Juan habla rápidamente” expresan lo mismo: que Juan habla con celeridad, deprisa. Incluso, en el Diccionario de la Real Academia Española constan como sinónimos el adjetivo ‘rápido’ y el adverbio de modo ‘rápidamente’.

Lo mismo ocurre con la expresión “Se oían tan claros los gritos”, usted puede indicar que los gritos se escuchaban de manera inteligible, comprensible o bien distinguible si aplica el adjetivo 
claro o el adverbio claramente.

El uso de la tilde en los pronombres demostrativos.

Pregunta:  ¿En algún caso la palabra “eso” lleva tilde? (Alicia de Sánchez)

Respuesta: Según las normas vigentes de ortografía, es opcional el uso de la tilde en los demostrativos este, ese y aquel, con sus femeninos y plurales. Se pueden tildar cuando funcionen como pronombres y haya riesgo de ambigüedad. Este Diario nunca tilda los demostrativos, pues cuando una frase está bien construida y se han aplicado los respectivos signos de puntuación, es casi imposible que en ese texto pueda existir alguna anfibología.

El Diccionario de Uso Correcto del Español en el Ecuador (DUCE), de la Dra. Susana Cordero de Espinosa, indica que en la práctica es muy raro tal riesgo de anfibología, aunque existe en algún caso. Cuando  este sea inminente, han de tildarse los pronombres demostrativos: 
Los chicos compraron muchas golosinas: éstos, chocolates; aquéllas, quesadillas. Si no se pone la tilde, estos y aquellas se tomarán por adjetivos demostrativos y el significado del periodo resultará confuso. Sin embargo, tal confusión se evita también, como se ve en el ejemplo, con el uso de la coma luego de los pronombres demostrativos, signo que indica la presencia tácita del verbo.

Los pronombres neutros esto, eso, aquello, que no tienen plural, nunca se han tildado: Esto no me parece bien. Aquello fue verdadero.

La escritura de los días de la semana y de los meses.

 Pregunta: Cuando yo estudié español como lengua extranjera, aprendí que se escribe el día de la semana o el mes con minúsculas, por ejemplo lunes, martes, enero, febrero. Sin embargo, me he fijado que en el Ecuador se escriben con mayúsculas.
¿Cuál es la manera correcta?, ¿por qué esta costumbre se ha arraigado en este país?
¿Será un anglicismo importado de Estados Unidos? (Alan Williams)

Respuesta: En el idioma español, los nombres de los días de la semana y de los meses se escriben con letra minúscula. Se justifica la escritura con mayúscula inicial cuando el nombre está al comienzo de la frase, obviamente.

En Ecuador y en cualquier país de habla hispana se usa la misma norma, si usted en alguna ocasión notó que un ecuatoriano escribió esos nombres con mayúscula inicial, seguramente esa persona cometió un error ortográfico.

Tomado de: La esquina del idioma  http://www.eluniverso.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin