domingo, 29 de septiembre de 2013

¿Por qué no se tilda «rio», pretérito de indicativo del verbo reír?


La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio
Esa forma verbal está constituida por un diptongo, y esto le da la característica de monosílabo y el sustento para que se escriba sin tilde.

Recordemos que hay diptongo cuando se unen en una misma sílaba una vocal abierta (a, e, o) y una cerrada átona (i, u) o viceversa, o dos vocales cerradas distintas (iu, ui).

En consecuencia, desde el punto de vista ortográfico, estas agrupaciones vocálicas siempre serán diptongos sin considerar la forma en que se pronuncien.

La Ortografía de la lengua española (2010) indica que «de acuerdo con esta clasificación, palabras como lie [lié], guion [gión], truhan [truán] o hui [uí] resultan ser monosílabas a efectos de acentuación gráfica y, por ello, deben escribirse obligatoriamente sin tilde».

A partir de esto, captemos que «rio», pretérito de indicativo del verbo reír, debe escribirse sin acento gráfico porque es monosílabo: Él se rio. Pero es bisílabo (tiene hiato) cuando está en la primera persona del presente de indicativo (yo río), también cuando es sustantivo (el río Guayas).

Tengamos presente que los monosílabos no se tildan, excepto los que pertenecen al grupo de la tilde diacrítica.

En esta categoría entran algunos monosílabos como el término , que se usa con tilde cuando se emplea para referirse a la planta o a la infusión, y va sin tilde cuando es pronombre personal o es el nombre de la letra t. Y así hay otros casos de monosílabos que, dependiendo de la función que tengan en el contexto, pueden escribirse con tilde o sin ella. Por ejemplo, mí (pronombre) y mi (posesivo), más (adverbio y sustantivo) y mas (conjunción equivalente a 'pero'), él (pronombre) y el (artículo), etcétera. 

¿Se escribe La Churona o la Churona?
Para determinar si ese artículo forma parte o no del nombre propio, se recomiendan las siguientes pruebas a partir de la última Ortografía:

1) Si el artículo integra el nombre propio, debe funcionar perfectamente con demostrativos o posesivos. Veamos si este caso pasa la prueba: nuestra la Churona; esta la Churonita. Como se ve, esas combinaciones no son posibles; en cambio, perfectamente se puede suprimir el artículo: nuestra Churona; esta Churonita.

2) Si el artículo es parte del nombre propio no se puede intercalar ninguna palabra entre esos dos elementos; por lo tanto, si se introduce un adjetivo, este debe escribirse antepuesto a toda la denominación, con el artículo incluido. Al hacer la prueba con el mismo nombre, queda bien la construcción «la milagrosa Churona»; pero resulta forzado escribir «la milagrosa La Churona».

Estas dos pruebas apuntan que ese artículo no forma parte del nombre propio; por lo tanto, sugieren su escritura en minúscula.


FUENTE: ORTOGRAFÍA DE LA LENGUA ESPAÑOLA (2010), DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA Y LA ASOCIACIÓN DE ACADEMIAS DE LA LENGUA ESPAÑOLA.
Pintura de: Tina Spratt, tomada del blog negis art 
Texto tomado de: La Esquina del Idioma Diario eluniverso.com
Guayaquil, Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin