viernes, 18 de noviembre de 2011

Demoler tiene conjugación irregular

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio

Consulta: ¿Los verbos demoler y remolcar  son defectivos?  ¿Cuáles son sus conjugaciones? (Ing. Com. Chárbel Saab Negrón).

Respuesta: Primero recordemos que los verbos defectivos no se pueden conjugar en todos los modos, tiempos o personas. Un ejemplo de este caso es   soler,  que solo se conjuga en presente de indicativo (yo suelo, tú sueles), presente de subjuntivo (yo suela, tú suelas), pretérito imperfecto de indicativo  (yo solía, tú solías);  además del pretérito perfecto compuesto (he solido, has solido). Las formas del pretérito de subjuntivo (yo soliera o soliese) no están en la Nueva gramática de la lengua española.

VERBOS IRREGULARES
Se conjugan en todos los tiempos y personas, pero se apartan de los paradigmas de conjugación propuestos, ya que  sufren alteraciones fonéticas en su raíz (radical)  o en su desinencia (terminación). Por ejemplo, el radical  de sent-ir cambia a sient-o, y la terminación  de and-ar cambia a and-uve (según su modelo de conjugación [amar] debería ser «andé»).
Demoler es  irregular porque en las formas verbales en que  su raíz tiene acentuación  la -o- cambia a -ue-. Se conjuga como mover. Analicemos parte de su conjugación: 

Presente de indicativo: yo demuelo, tú demueles, él demuele (obsérvese que estas formas tienen la fuerza de voz en la penúltima sílaba, segmento que pertenece a la raíz),   nosotros demolemos, vosotros demoléis (en estos ejemplos el acento no afecta a la raíz, por esta razón no sufre cambios); pero cáptese que en las formas ustedes y ellos demuelen, nuevamente la -o- del  radical cambia a -ue- debido al acento prosódico que tiene esa sílaba.

El mismo comportamiento adopta el presente de subjuntivo: yo demuela, tú demuelas,  él demuela, nosotros demolamos, vosotros demoláis / ustedes demuelan, ellos demuelan. En las demás conjugaciones no hay cambios en la raíz, pues el acento no la afecta.

Las formas no personales tampoco sufren cambios en su radical.  Así tenemos, el participio demolido y el gerundio demoliendo; pero en el imperativo presentan modificaciones las segundas personas del singular y del plural (demuele [tú], demuelan [ustedes]), no así la segunda persona del singular correspondiente al voseo (demolé [vos]), ni la segunda persona del plural que se usa en España (demoled [vosotros]).

REGULARES O SEMIRREGULARES
No se consideran verbos irregulares las variantes que se ajustan a ciertas normas gramaticales, como en sacar que puede conjugarse como yo saco (presente de indicativo) o yo saque (presente de subjuntivo). «Remolcar»  tiene las mismas características que el verbo sacar, por lo tanto podríamos encasillarlo no como irregular sino como regular, pues los cambios que se producen en su desinencia no son irregularidades morfológicas ni fonológicas.

En el cuadro de conjugación de remolcar, la /c/ cambia a «que» en las terminaciones que tienen el sonido /e/, esto solo ocurre en el presente de subjuntivo (yo remolque, tú remolques...) y en la segunda persona del plural del imperativo (remolquen [ustedes]). Nótese que la raíz no tiene variaciones fonológicas. Sin embargo, algunos gramáticos etiquetan  estos verbos como semirregulares y  como verbos vocálicos.

FUENTES: DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA, DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS Y NUEVA GRAMÁTICA DE LA LENGUA ESPAÑOLA, DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA Y LA ASOCIACIÓN DE ACADEMIAS DE LA LENGUA ESPAÑOLA; CÓMO CONJUGAR CORRECTAMENTE LOS VERBOS, DE J. ALBERTO SERNA M.

Pintura de: Denise Scaramai, tomada del blog 

Texto tomado de: La Esquina del Idioma 

Guayaquil, Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin