viernes, 21 de octubre de 2011

Quien aprende capta; quien aprehende interioriza lo aprendido

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio

Consulta¿Las palabras aprender y aprehender son homófonas o parónimas? (Víctor H.  Anco).

RespuestaAprender (instruirse, educarse, asimilar) y aprehender (retener, aprisionar, atrapar) son homófonos y parónimos. Comparten un matiz: el de llegar a conocer o entender; pero en este sentido, «aprehender» transmite mucho más; pues se aprehende algo cuando esos conocimientos no solo que se captan (que ya es bastante), sino que se fijan en la memoria (que es grandioso) y surgen cuando son evocados. De esto proviene la frase que suele emplearse en el ámbito educativo: «aprender a aprehender».

PARÓNIMOS Y HOMÓFONOS
Las palabras parónimas y homófonas tienen una relación de semejanza en la escritura y pronunciación; pero difieren en el significado. 

Entran en el grupo de parónimos todos los vocablos que tienen forma o fonética similar o comparten la raíz; por ejemplo, amor y temor, absorber y absolver, caballo y cabello, vate y bate o adición y adicción.

CLASIFICACIÓN
Los parónimos pueden ser homófonos y homógrafos u homónimos.

Son homógrafos u homónimos los términos que se escriben y pronuncian igual, pero tienen distinto significado: coma (verbo comer), coma (signo de puntuación), coma (pérdida de la conciencia).

Los homófonos tienen pronunciación parecida, pero escritura y significado distintos. La diferencia que hay entre ellos suele ser de una letra o de una tilde, como en varón (hombre) y barón (título nobiliario); fusil (arma de fuego) y fúsil (que puede fundirse).

Amazonía y Rumanía
Consulta: Si hay alguna norma para que nombres de países como Amazonía y Rumanía se escriban con tilde, ¿por qué no se la han dado a Bulgaria, Ucrania y  Mauritania? (Louis Echeverri Restrepo).

Respuesta:  En el libro Gazaperas gramaticales, tomo 2, de Editorial Intermedio, consta que «el sufijo onia –no onía– tiene el significado de ‘tierra, región, país’, como en Fredonia –tierra de la libertad–. No se dice Fredonía, ni Estonía, ni Sajonía, ni Macedonía: ¿por qué se ha de decir Amazonía?».

Aparte de este fundamento, en la terminación -nia debe aplicarse u omitirse la tilde dependiendo de que se articule como hiato o como diptongo. Así, la última sílaba de los topónimos Amazonia y Rumania primero se pronunciaba en un solo golpe de voz o como diptongo [-nia]; después el empleo impuso la articulación con hiato [-nía]. Esto encasilló esos nombres en el grupo de términos de doble grafía. 

Según el Diccionario panhispánico de dudas, de la Real Academia Española, la forma Amazonia es la más extendida en el uso general, tanto en España como en América; pero también se usa, especialmente en el Perú, el Ecuador y Venezuela, la forma Amazonía. Con respecto a Rumania, en España se prefiere la forma con hiato; pero en muchos países de América suele usarse la grafía con diptongo.

Bulgaria, Ucrania y Mauritania figuran en los diccionarios como voces con diptongo.

FUENTES: DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA Y DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS, DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA Y LA ASOCIACIÓN DE ACADEMIAS DE LA LENGUA ESPAÑOLA;  DICCIONARIO CLAVE; GAZAPERAS GRAMATICALES, DE EDITORIAL INTERMEDIO Y DE LOS HEREDEROS DE ROBERTO CADAVID.

Dibujo de: Stéphane Kardos, tomada del blog Stef's Sketches 
Texto tomado de: La Esquina del Idioma Diario eluniverso.com 
Guayaquil, Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin