domingo, 16 de mayo de 2010

Llegastes, me mirastes, no hablastes, luego te marchastes...

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio

Consulta: Se ha hecho muy común que la gran mayoría de las personas apliquen incorrectamente los verbos en el indicativo del pretérito perfecto simple. Sufro al escuchar a algunos comentaristas de televisión decir frases como “ya comistes, ya vinistes, te fuistes, qué hicistes”, etcétera. Le pido que, en el momento que le sea posible, haga un comentario al respecto. (Susana Lalama)

Respuesta: La segunda persona del singular del pretérito perfecto simple o pretérito del indicativo termina en -e: ya comiste, ya viniste, te fuiste, tú fuiste, qué hiciste, etcétera. Pero, así como usted indica, muchas personas le agregan la -s: ya comistes, ya vinistes, etcétera; y esto no solo se escucha en el lenguaje coloquial, sino que es común entre profesionales, que se supone tienen un nivel superior de instrucción y de cultura. Por favor, evitemos esa letra “s” al final pues si la usamos cometemos un grave error de ortografía.

¿Ceviche o cebiche?

Consulta
: ¿Se escribe “ceviche” o “cebiche”?, ¿cuál es la correcta?, ¿se puede decir “enantes”?, ¿es correcto decir “ahorita”?, ¿existe alguna diferencia entre “cédula de identidad” y “cédula de ciudadanía”? (Roxana Rojas Dávila)

Respuesta: Según el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE), los sustantivos masculinos seviche, ceviche, cebiche y sebiche son válidos para referirse al plato de pescado o marisco cortado y preparado en un adobo de jugo de limón, cebolla picada, sal, etcétera; la elección de una u otra palabra depende de los gustos regionales, o de la persona que escribe. Diario EL UNIVERSO, en sus textos, emplea el vocablo cebiche porque es el que recomienda la RAE, pero eso no significa que las otras formas sean incorrectas.

“Enantes y ahorita”

La palabra “enantes” se incluyó en el DRAE desde la edición de 1780 como sustantivo femenino con la única acepción de ‘hierba que produce hojas como las de la pastinaca (planta de la familia de las Umbelíferas), flor blanca, tallo grueso y alto, poco más de un palmo (aproximadamente 20 cm), fruto aovado (forma de huevo)’.

La expresión ‘enante o enantes’, a la que usted se refiere, es un adverbio de tiempo que se registra en el DRAE en 1791 con el significado de ‘lo mismo que antes’. En el diccionario de 1884 consta “enante” con la indicación de que es anticuado y se recomienda el uso de “enantes” porque todavía lo emplea la gente del pueblo. No se incluye en las ediciones de 1927 y 1989, reaparece en el diccionario de 1992 y se mantiene en el último, 22ª edición (2001).

Está en el Diccionario del Uso Correcto del Español en el Ecuador (DUCE), de la doctora Susana Cordero de Espinosa, con esta acepción: En el DRAE como usado en Colombia, Panamá, Perú y Venezuela, por ‘recientemente’: Enantes estuve con Marcia: está contenta. También es frecuente en Ecuador en este sentido. Es popular y suele usarse en diminutivo: enantitos y también endenantitos. Prefiérase antes.

La palabra “ahorita” también es un adverbio de tiempo, es el diminutivo de “ahora”, se lo emplea de manera coloquial con los significados de ‘en este momento, ahora mismo, inmediatamente, en un momento’, etcétera.

Cédula de identidad y cédula de ciudadanía

Las dos expresiones son correctas para aludir al documento oficial que identifica a los ciudadanos de un país. Ese documento también se denomina “carné de identidad o tarjeta de identidad”.

“En base a” y “a base de”

Consulta
: ¿Se usan las frases “en base a” o “a base de”?, ¿en qué situaciones? ¿Cuándo se emplea “de que”?, es decir, con qué verbos. (Dora Natalia Ulloa M., Quito)

Respuesta: La locución prepositiva “a base de” significa ‘tomando como fundamento’, ‘componente principal’ o ‘por medio de’. Ejemplo: Crema a base de algas marinas. Su alimentación es a base de vegetales. A base de sacrificios pudo lograr que sus hijos se graduaran.
La expresión “en base a” es muy usual, pero no es recomendable, prefiera decir o escribir “sobre la base de” o “basándose en”, que significan ‘basándose en algo’. Ejemplo: El juez lo condenó a tres años de prisión basándose en las pruebas.

El dequeísmo es un vicio muy común, que consiste en intercalar innecesariamente la preposición ‘de’ entre un verbo y la conjunción ‘que’.

Se comete dequeísmo cuando se antepone la preposición ‘de’ a una oración subordinada sustantiva de sujeto. El sujeto nunca debe ir precedido de preposición; son incorrectas frases como “Me alegra de que seas feliz” (correcto: Me alegra que seas feliz), “Me preocupa de que todavía no haya regresado” (correcto: Me preocupa que todavía no haya regresado).

Un procedimiento que ayuda a determinar si debe emplearse la secuencia de ‘preposición + que’, o simplemente ‘que’, consiste en transformar la frase dudosa en interrogativa. Si la pregunta debe ir encabezada por la preposición, esta ha de mantenerse en la modalidad enunciativa: ¿De qué se preocupa? Se preocupa de que...; ¿Qué le preocupa? Le preocupa que...; ¿De qué está seguro? Está seguro de que...; ¿Qué opina? Opina que...

NOTA: Estimados lectores, por cuestiones de espacio, hoy no pude incluir las palabras parónimas. En las próximas entregas continuaremos con el tema.

Ilustración de: Eulalia Cornejo,

tomada del blog eulalia cornejo

Texto tomado de: La Esquina del Idioma Diario eluniverso.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin