domingo, 27 de mayo de 2012

«Estate» se usa para transmitir orden o ruego

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio
Consulta: Me gustaría saber si la palabra «estate» está bien utilizada. La he escuchado en frases como «estate quieto» o «estate listo». (Susana León; Orlando, Florida, EE. UU.).

Respuesta: «Está» es la forma que se usa en la tercera persona del presente de indicativo del verbo estar: Pedro está en la escuela. También con «está» se construyen oraciones que transmiten ruego, amenaza o mandato. En este caso se aplica en la segunda persona del singular del modo imperativo y suele anteponerse al pronombre personal: Está tú tranquilo que de ese problema me encargo yo (es poco usual).

ESTÁ + TE (PRON. ENCLÍTICO)
La forma verbal «estate» es correcta. Está constituida por la segunda persona singular del imperativo (está) más el pronombre enclítico «te», correspondiente al «tú».

Dependiendo de la intención comunicativa del hablante se escribe entre signos de admiración o se pronuncia con énfasis o de manera suave: Estate quieto, por favor (dicho en tono de súplica); ¡Estate tranquilo, que no me puedo concentrar! (con energía, en tono de orden). 

Obsérvese que «está» pierde la tilde al unirse al enclítico, porque se convierte en palabra grave terminada en vocal. Las palabras de este grupo se tildan únicamente cuando finalizan en cualquier letra que no sea -n, -s o vocal.

En el imperativo también se emplean como pronominales las segundas personas del singular y del plural correspondientes a «usted» y «ustedes»: Estese en su casa. Estense en vigilia. Al usar estas formas hay que tener cuidado de no transponer la n. No se debe decir estesen o estensen, sino estense. 

Te me portas bien
En la frase anterior se ha empleado el dativo ético o de interés. En estas construcciones el hablante emplea un pronombre átono (me, te) para introducirse en la acción que ejerce el verbo o el enunciado al que se refiere.

Andrés Bello en su libro de gramática menciona que el dativo ético es de uso especialmente expresivo y coloquial.

La conjugación refleja del dativo ético no es nueva, consta en textos que datan de mucho antes de 1847, año en que Bello publicó la primera edición de la Gramática de la lengua castellana. También figura en libros actuales. Leonardo Gómez Torrego la cita en suGramática didáctica del español (2002). Asimismo, la Real Academia Española registra el concepto de dativo en el Diccionario de la lengua española (2001) y en la Nueva gramática de la lengua española (2009).

El dativo ético también se conoce como dativo superfluo, porque el pronombre átono se puede eliminar sin que esto produzca cambios en el sentido de la frase, aunque la estructura gramatical pierde el matiz afectivo. Ejemplos:

Uso coloquial
¿Cómo me le va?
No te me enojes.
No me llores.

Uso formal
¿Cómo le va?
No te enojes.
No llores.


FUENTES: DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA, DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS Y GRAMÁTICA DE LA LENGUA ESPAÑOLA, DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA Y LA ASOCIACIÓN DE ACADEMIAS DE LA LENGUA ESPAÑOLA; DICCIONARIO DEL USO CORRECTO DEL ESPAÑOL EN EL ECUADOR, DE SUSANA CORDERO DE ESPINOSA; GRAMÁTICA DE LA LENGUA CASTELLANA, DE ANDRÉS BELLO; GRAMÁTICA DIDÁCTICA DEL ESPAÑOL, DE LEONARDO GÓMEZ TORREGO.

Texto tomado de: La Esquina del Idioma Diario eluniverso.com 
Guayaquil, Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin