martes, 21 de octubre de 2014

¿Místico puede ser alguien que se alimenta poco?

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio
La palabra místico se refiere a alguien o algo que incluye misterio; también a la mística (vida espiritual y contemplativa) o al misticismo (doctrina religiosa y filosófica; estado de perfección religiosa). Asimismo, alude a una persona que escribe sobre mística.
Estos son los significados que estuvieron en el Diccionario hasta 1956, pero en 1970 ingresó la acepción de remirado (cauto, prudente, minucioso), que equivale a remilgado (escrupuloso, cursi, afectado). En la edición del 2001 se incorporó el sentido de melindroso, que es lo mismo que remirado o remilgado. Es decir, melindroso o melindrosa es una persona que tiene acciones y ademanes excesivamente delicados. De aquí parte la relación de místico con alguien que se alimenta poco, pues los melindrosos encuentran defectos en todas las cosas y esto principalmente hace que rechacen los alimentos.
Escritura de nombres de canciones y poemas
En los nombres de canciones y poemas solo va con mayúscula inicial el primer elemento, además de las palabras que la exijan por ser sustantivos propios.
Para delimitar su extensión, la Ortografía de la lengua española (2010) recomienda que se escriban entre comillas cuando están junto al título de la obra o la publicación a la que pertenecen: «Si me faltaras tú» es uno de los poemas del disco Amante mía, de Gian Franco Pagliaro.
Cuando se citan solos, la extensión del título se marca con resalte ortográfico (comillas o cursiva): Entre los poemas de Medardo Ángel Silva consta El alma en los labios.
Las consonantes /v/ y /b/ se articulan igual
Aquellas denominaciones de «be labial» y «ve labiodental» ya no se usan. Según el DRAE, los nombres de la /v/ son  uve, ve baja  o  ve corta; y los de la /b/ son be, be alta o be larga.
La última Ortografía que publicó la RAE indica que «no existe en español ninguna diferencia en la pronunciación de las letras v, ya que las dos representan hoy el sonido bilabial sonoro /b/. La articulación de la como labiodental no es propia del español, y solo se da de forma espontánea en hablantes valencianos o mallorquines y en los de algunas zonas del sur de Cataluña (...). También se da espontáneamente en algunos puntos de América por influjo de lenguas amerindias. En el resto de los casos, es un error que cometen algunas personas (...) basado en recomendaciones del pasado...». Y puntualiza que no se debe hacer ninguna distinción al pronunciar palabras como baca y vaca, bello y vello, acerbo y acervo. De ahí que la escritura con o con no la impone la articulación sino el contexto. 
FUENTES:
Nuevo tesoro lexicográfico de la lengua española, Diccionario de la lengua española (2001) y Ortografía de la lengua española (2010), de la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española.
Pintura de: Irit Bourla, tomada del blog Paintings By Irit Bourla
 
Texto tomado de: La Esquina del Idioma Diario eluniverso.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin