domingo, 3 de febrero de 2013

¿Vez, ves o bes? ¿Vezar o besar?

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio
Recuerde que las palabras homófonas o parónimas tienen pronunciación similar. Esto demanda que el escribiente esté muy atento para que pueda elegir el vocablo que se ajuste a las necesidades comunicativas del contexto, y así evite imprecisiones o ambigüedades. Veamos unos ejemplos:

Tenga cuidado al escribir el sustantivo «vez», que denota frecuencia, tiempo o alternación, pues podría dejar sus textos imprecisos si, por falta de concentración o conocimiento, escribe «ves» o «bes», que en su orden se refieren al verbo ver y a una antigua moneda romana de bronce, que equivale a un peso de ocho onzas.

No confunda «vezar» (avezar y acostumbrar) con «besar» (tocar o acariciar con los labios; tropezar un objeto con otro, una persona con otra). Tampoco se equivoque al hacer oraciones con «veza», que es una planta leguminosa; o «besa», forma verbal de besar.

No olvide que el contexto determina la escritura de los vocablos homófonos.

Contra reloj y contrarreloj
La Ortografía de la lengua española (2010) recomienda que se prefiera la forma unida (contrarreloj) cuando se use para referirse a un tipo de carrera ciclística, en que los participantes se ordenan en función del tiempo que emplean en llegar a la meta: Cuatro ciclistas ecuatorianos participaron en la prueba de ruta contrarreloj.

Asimismo indica que se elija la grafía separada si se usa con el sentido de ‘muy urgente o en un plazo exiguo’: Estamos trabajando contra reloj, pues solo nos dieron un día para redactar el proyecto.

¿Hay dequeísmo o queísmo en la frase «antes que te vayas»?
Ahí no hay queísmo ni dequeísmo, aunque una lectura poco meditada podría percibir uno de esos problemas. 

La locución conjuntiva «antes que» transmite idea de tiempo, y consta en el diccionario académico desde 1726.

Por la frecuencia del uso de las expresiones «antes que» y «antes de», que denotan anterioridad de lugar y tiempo, se formó la secuencia «antes de que», construcción que, según como consta en el Diccionario panhispánico de dudas, fue cuestionada inicialmente por algunos gramáticos, pero en estos días se considera válida.

Por lo tanto, en la actualidad son lícitas ambas locuciones: «antes de que» y «antes que»; y, por ende, en la frase de la consulta no hay queísmo ni dequeísmo. De ahí que se puede decir «antes que te vayas» y «antes de que te vayas». 

Pero cuando la frase indica preferencia o primacía solo es posible la locución «antes que», como en este ejemplo: Prefiere practicar la eutanasia a un ser querido, antes que verlo sufrir en una agonía interminable.

FUENTES: DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA, DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS Y ORTOGRAFÍA DE LA LENGUA ESPAÑOLA, DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA Y LA ASOCIACIÓN DE ACADEMIAS DE LA LENGUA ESPAÑOLA; DEPARTAMENTO DE «ESPAÑOL AL DÍA» Y NUEVO TESORO LEXICOGRÁFICO DE LA LENGUA ESPAÑOLA, DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA.

Pintura de: Karin Jurick, tomada del blog A Painting Today
Texto tomado de: La Esquina del Idioma Diario eluniverso.com
Guayaquil, Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin