viernes, 26 de agosto de 2011

El año no decurre, pero sí transcurre


La Esquina del Idioma 
Piedad Villavicencio Bellolio 
Consulta: ¿Es correcto usar la frase «el año que decurre» para hablar del  año 2009, en comunicaciones escritas? (Patricia Plaza).

Respuesta: «Los días que decurren», «el decurrir del tiempo», «empezó a decurrir el plazo» o «el año que decurre» son expresiones que desde el siglo pasado  existen en el habla  del Ecuador. Prácticamente  se emplean en cualquier ámbito (culto o coloquial) sin meditar que el verbo «decurrir» no consta  en los diccionarios de la lengua española; tampoco se registra como ecuatorianismo en los diccionarios de uso local, que he consultado.

Posiblemente este verbo se formó por influencia del latín decurrere (descender, bajar corriendo), que es la raíz del pronominal decorrerse (escurrirse, deslizarse); o por analogía del nombre decurso (sucesión o continuación del tiempo).

Aunque su empleo está muy difundido, procúrese reemplazarlo con otros vocablos. Úsese, por ejemplo, «el tiempo pasa raudo», «el mes en curso», «el año que transcurre», «empezó a correr el plazo», «el decurso del día», etcétera.

Blue jeans o bluyines

Consulta: ¿Está bien dicho blue jeans o jeans en el   castellano?  (Bernardo Vallarino; Guayaquil).

Respuesta: Para referirse al pantalón de tela recia que generalmente es azul, son de uso común las expresiones blue jeans y jeans. Si se aplican en algún escrito, deben ir con letras cursivas por ser voces extranjeras. Pero la Asociación de Academias de la Lengua Española recomienda que se empleen las grafías adaptadas al español: bluyín y yin; cuyos plurales son bluyines y yines. Se escriben con letra normal o redonda.

Sinónimos de enamorado

Consulta: ¿Cuál es un posible sinónimo de la denominación enamorado, suponiendo que esta es correctamente utilizada al referirse a una relación entre un hombre y una mujer, que no necesariamente es seria, sino semiformal? (Luis Esteban Martínez-Moure Baquerizo).

Respuesta: Sinónimos de enamorado hay varios, entre ellos tenemos amoroso, galanteador,  rendido, afectuoso, cortejador, pretendiente, cariñoso, amado, prendado, flechado, etcétera; pero para calificar al hombre que tiene  una relación amorosa semiformal con una mujer, bien pueden usarse las voces enamorado y galán.

Expresiones como «mi chica», «mi pelada», «mi conquista» o «mi nena» son frases que prefieren los adolescentes, aunque no se recomiendan en diálogos de tipo formal.

Si la relación se torna seria, suelen usarse  las palabras novio y prometido.

Alotropía

Consulta: ¿Cuál es el significado de la palabra alotropía? (Leonidas Ortega).

Respuesta:  Del griego állos (otro) y trópos (cambio, manera) procede el nombre alotropía, que es la propiedad que tienen ciertos elementos químicos de presentarse en diferentes estructuras moleculares; así como el fósforo, que puede ser  rojo o blanco.

FUENTESDICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA Y DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS, DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA Y LA ASOCIACIÓN DE ACADEMIAS DE LA LENGUA ESPAÑOLA; DICCIONARIO DEL USO CORRECTO DEL ESPAÑOL EN EL ECUADOR, DE SUSANA CORDERO DE ESPINOSA; DICCIONARIO CLAVE.


Pintura de: Kolchoz, tomada del blog Recogedor 
Texto tomado de: La Esquina del Idioma Diario eluniverso.com 
Guayaquil, Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin