sábado, 15 de marzo de 2014

Incensar es ofrecer el incienso, perfumar, ir de un lado a otro y honrar de manera excesiva

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio
Incensar denota mover el incensario para que el humo del incienso se esparza o se dirija a una persona o a una cosa. Incensar también significa lisonjeo o adulación.
Estas acepciones tuvieron un empleo metafórico en el siglo XVIII, pues cuando una persona se movía de un lado a otro hablando y haciendo alguna labor se decía que estaba incensando. En sentido lato, incensar también era honrar a una persona de manera excesiva.
CONJUGACIÓN
Se conjuga como acertar y por ser verbo irregular se debe diptongar [unir dos vocales] en sus formas verbales que tienen acento prosódico en la raíz.
Este tipo de conjugación se analizó con otros verbos en columnas anteriores; por lo tanto, apliquemos ese conocimiento con incensar:
La raíz incens- cambia a inciens- en yo incienso, tú inciensas, él inciensa, que yo inciense, que tú incienses, que él inciense, que ellos inciensen. Nótese que en estas conjugaciones el acento prosódico cae en la raíz, penúltima sílaba.
No se modifican las formas verbales que no tienen la fuerza de voz en la raíz:nosotros incensamos, yo incensaba, tú incensabas, nosotros incensábamos, etc.
OTROS USOS
Dependiendo del contexto, la palabra incienso puede ser forma verbal (primera persona del presente de indicativo) o sustantivo (gomorresina o combinación de sustancias resinosas que al arder despide un humo aromático). Para este último caso en el DRAE también consta la variante incenso, pero tiene la etiqueta de «desusada».
Incensariar: En Guatemala se emplea con el sentido de 'sahumar con incienso'. Inciensar: En algunos países de habla española se usa como epéntesis de incensar [la epéntesis añade un sonido a una palabra].
Sinónimos de incensario: turíbulo, turífero, botafumeiro.
Sacarse un cuy no es ganarse un conejillo en un sorteo: es el sonido de una articulación
Tomando como punto de partida El Habla del Ecuador (2008), de Carlos Joaquín Córdova, sacarse un cuy es el 'sonido del hueso de la articulación al forzarle la posición'. Por lo tanto, se pueden sacar cuyes de cualquier parte del cuerpo humano: de los dedos (de manos y pies), de la columna vertebral, de los brazos. En sí cualquier articulación que emita un sonido está sacando un cuy. Es de empleo ecuatoriano.
Como sustantivo, cuy se usa para referirse a un mamífero roedor americano que habita en la zona andina y que se asemeja a un conejo pequeño.
Otros nombres: conejillo de Indias, cui, cuye, cuyo, cobaya.
FUENTES: NUEVO TESORO LEXICOGRÁFICO DE LA LENGUA ESPAÑOLA, DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA Y DICCIONARIO DE AMERICANISMOS, DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA Y LA ASOCIACIÓN DE ACADEMIAS DE LA LENGUA ESPAÑOLA; DICCIONARIO EL HABLA DEL ECUADOR, DE CARLOS JOAQUÍN CÓRDOVA.
Dibujo de: Stéphane Kardos, tomada del blog Stef's Sketches 
Texto tomado de: La Esquina del Idioma Diario eluniverso.com 
Guayaquil, Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin