sábado, 20 de julio de 2013

¿Súper holgazán o superholgazán?

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio
«Súper» es palabra independiente y va con tilde cuando se usa como acortamiento de 'supermercado' (sustantivo) o con el significado de 'gasolina de óptima calidad' (adjetivo y sustantivo): Iré al súper a comprar víveres. Gasolina súper; Se restringió la venta de la súper.

También es elemento autónomo cuando denota que algo o alguien es 'superior o magnífico' (adjetivo): Pedro es un cliente súper; Tengo una idea súper.

Con las características anteriores suele aplicarse como adverbio con el sentido de 'muy bien' o 'magníficamente': Pasamos súper en la playa.

En los demás casos es elemento compositivo, va sin tilde y debe atenerse a las normas de escritura de los prefijos.

Por las razones expuestas, para que «súper» se escriba separado y con tilde tiene que funcionar como equivalente de 'superior', 'magnífico' o 'magníficamente'.

Construyamos una oración con «súper holgazán» y veamos si pasa la prueba: Juan es súper holgazán. Sustituyamos «súper» por las voces equivalentes: Juan es superior holgazán, magnífico holgazán o magníficamente holgazán. Se capta enseguida que la sustitución no es posible.

Este ejercicio determina que en esa frase «súper» no debe tener independencia, pues se trata de un elemento compositivo prefijo. Recordemos que los prefijos se unen a la base cuando esta es simple o univerbal; por lo tanto, la oración queda así: Juan es superholgazán.

No olvidemos que el elemento compositivo prefijo «super-» se une a adjetivos y adverbios para añadir un valor superlativo (superinteligente); también forma vocablos compuestos que denotan exceso (superproducción), superioridad o excelencia (superhermano).

Y ahora que tenemos claro el uso de «súper» y «super-», regresemos a los ejemplos del segundo párrafo: Pedro es un cliente súper; Tengo una idea súper. En estos casos debemos tener presente que si «súper» se antepone a los sustantivos a los que califica, deja de ser adjetivo y se convierte en elemento compositivo; por lo tanto debe soldarse a la base: Pedro es un supercliente; Tengo una superidea.

La preposición «a» y el complemento directo
Partamos de un ejemplo: Carlos dibujó a su escuela y varios niños que jugaban. Esta oración tiene problemas de sintaxis, veamos por qué:

Aunque hay excepciones, la preposición «a» suele usarse para introducir un complemento directo (CD) referido a persona; también, ante nombre propio de animal o referente específico animado. La preposición no debe constar cuando el CD es de cosa, a no ser que el contexto transmita ambigüedad. Por lo tanto, la oración planteada debe construirse así: Carlos dibujó su escuela y a varios niños que jugaban.

Captemos que la preposición no está en la primera parte del enunciado porque «su escuela» es un CD de cosa; pero aparece en la segunda parte porque «varios niños que jugaban» constituye un CD de persona.

FUENTES: DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA, DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS Y NUEVA GRAMÁTICA DE LA LENGUA ESPAÑOLA, DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA Y LA ASOCIACIÓN DE ACADEMIAS DE LA LENGUA ESPAÑOLA; GRAMÁTICA DIDÁCTICA DEL ESPAÑOL, DE LEONARDO GÓMEZ TORREGO.
Pintura de: Andre Deymonaz, tomada del blog negis art 
Texto tomado de: La Esquina del Idioma Diario eluniverso.com
Guayaquil, Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin