sábado, 19 de septiembre de 2015

No escriba «los mánagers», sino «los mánager»: la marca del plural está en el artículo que le antecede

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio
El nombre «mánager», de ascendencia inglesa, tiene género gramatical común. Esto indica que el género se marca por medio de la concordancia de los determinantes y adjetivos que le preceden o siguen: Era una mánager habilidosa en el campo de la moda. Tomó la palabra el mánager de los deportistas.
Este vocablo no cambia su forma. Por lo tanto es invariable, incluso, cuando se emplea en plural. Tiene pronunciación esdrújula, como se puede captar en su grafía: Algunos mánager ecuatorianos viajaron a un congreso sobre técnicas de fútbol.
También es válida la palabra «mánayer» por si el hablante desea conservar la pronunciación original, pues la consonante /g/ (del ingl. manager) no tiene el fonema /y/ sino el sonido de la letra /j/.
Si se opta por la escritura más común, la del origen, hay que asentarla al español aplicando una tilde en la antepenúltima sílaba (mánager), lo que obliga a que se pronuncie [mánajer].
Aunque el nombre «mánager» está muy arraigado en el uso de algunas regiones hispanoamericanas, siempre es mejor el empleo de los términos españoles equivalentes. Por ejemplo, dependiendo del contexto, están a la disposición voces como gerente, representante, director, administrador, agente, apoderado, entre otros vocablos.
«Depender» exige la presencia de la preposición «de»
El verbo «depender» es intransitivo y en cualquier construcción reclama la presencia de la preposición «de»: El éxito en sus estudios solamente depende de ustedes. Dependiendo de que el clima no cambie, nos iremos a la playa.
Suele emplearse de manera incorrecta con la preposición «en», por influencia del idioma inglés: Ganarás méritos dependiendo en lo que te esmeres. Esta construcción es anglicada, la frase apropiada es con la preposición «de»: Ganarás méritos dependiendo de lo que te esmeres.
«Depender» denota que se está subordinado a alguien o a algo, que se necesita del apoyo de alguien o que se subsiste solamente con un recurso económico.
De «depender» se originaron las expresiones coloquiales «depende» o «eso depende», que se usan para enfatizar que se está de acuerdo con lo que dice el interlocutor si se cumplen ciertas condiciones. Ejemplo: ¿Hacemos una excursión a las montañas? –Eso depende de las seguridades del sector. (F)
FUENTES:
Diccionario panhispánico de dudas (2005), Ortografía de la lengua española(2010), Nueva gramática básica de la lengua española (2011) y Diccionario de la lengua española (2014), de la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española.
Dibujo de: Thomas Thorspecken, tomada del blog 
Analog Artist Digital World
Texto tomado de: La Esquina del Idioma Diario eluniverso.com 
Guayaquil, Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin