domingo, 7 de junio de 2015

Usted, ¡no ignore la coma vocativa!

La Esquina del Idioma
Piedad Villavicencio Bellolio
Cuando en un escrito se da una orden, se conmina o se llama la atención de una persona o cosa personificada, hay que usar una coma antes o después de estos elementos gramaticales, que se denominan vocativos.
Bien. Después de esta explicación podemos identificar con facilidad los vocativos en los siguientes ejemplos: Estimado estudiante, reflexione en la clase de hoy. Hasta la próxima semana, amigos. Los vocativos son «estimado estudiante» y «amigos».
Cuando el vocativo está en medio de la frase va entre dos comas, así: Usen, jóvenes, los signos de puntuación. Gracias, maestro, por su entrega. Vocativos: «jóvenes» y «maestro».
Si el vocativo antecede a una frase interrogativa o exclamativa, debe escribirse fuera de los signos; pero si está al final, va dentro de ellos: Mundo, ¿hasta dónde quieres ir? Jóvenes, ¡de ustedes es el futuro! ¿Hasta dónde quieres ir, mundo? ¡De ustedes es el futuro, jóvenes! Vocativos: «mundo» y «jóvenes».
Hay que considerar que, dependiendo del contexto, la omisión de esta coma puede cambiar el sentido del mensaje: en lugar de llamar la atención del interlocutor para que haga algo, ocasiona que este se convierta en sujeto y ejecute directamente la acción del verbo, así: María Elena lava los platos. María Elena, lava los platos. En la primera oración se informa que María Elena siempre lava los platos; en la segunda se le pide u ordena a María Elena que se encargue de esa tarea. (Actualizado de La esquina del idioma del 11 de agosto del 2013).
Indefinitud
Está registrado en el Diccionario de la lengua española como sustantivo que se emplea en el campo lingüístico para expresar la condición de indefinido. Es decir, indica una cantidad indeterminada.
Esta característica se transmite con pronombres indefinidos (alguien, nadie), artículos indefinidos (un, unos), adjetivos indefinidos (demasiado, tanto), etcétera. (F)
FUENTES:
Diccionario de la lengua española (2014), Diccionario de americanismos (2010) y Ortografía de la lengua española (2010), de la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española.
Pintura de: Vladimir Volegov,
tomada del Facebook 
Vladimir Volegov
Texto tomado de: La Esquina del Idioma Diario eluniverso.com
Guayaquil, Ecuador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin